Los restos de un Tyrannosaurus rex y un Triceratops fueron desenterrados juntos en Hells Creek, Montana y serán exhibidos en el Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte.

Será una exhibición única en su tipo que se montará en Raleigh y que no tiene réplica en ningún otro lugar del mundo.

Estos restos que fueron hallados en el mismo sitio hacen suponer que posiblemente los dos dinosaurios se hayan batido en duelo hasta la muerte.

"Este es esencialmente un misterio de asesinato en proceso para que el equipo científico lo descubra", dijo Lindsay Zanno, paleontóloga jefe del museo.

Los restos se conocen hace una década

Los restos fueron descubiertos hace unos 10 años, pero se estima que tienen alrededor de 67 millones de años.

Zanno y el museo se involucraron hace unos cinco años cuando su equipo vio por primera vez los especímenes en un almacén en Long Island, donde habían ido a subasta pero no se habían vendido.

Zanno dijo que esta es la primera vez en la historia conocida que un T-rex ha sido recuperado al 100%.

El Triceratops también está casi completamente en su forma íntegra, y ambos especímenes incluso contienen impresiones de la piel de los dinosaurios.

"Estos especímenes son prístinos. Cada hueso está en su posición natural como estaba cuando murió el animal”, aseguró.

Aún falta para su exhibición

En el otoño de 2022, los fósiles de tamaño natural se exhibirán como parte de la colección permanente del museo.

Pero incluso después del lanzamiento de la exhibición, los científicos seguirán estudiando los fósiles durante años para saber qué pudo haberles pasado a los dinosaurios el día de su muerte.

"Dentro de cincuenta o 100 años, la gente podrá regresar y aprender más de lo que exponemos a través de las tecnologías modernas", dijo Roy Campbell, director de exhibiciones y medios digitales del museo.

Según Campbell, uno de los objetivos principales de la exposición es inspirar a los futuros científicos al explicar las tecnologías y cómo se utilizan para aprender más sobre los dinosaurios.

"Esta es una historia que se desarrolla", dijo Campbell.

Confían en cautivar a nuevas generaciones

"Cuando la gente vea estos especímenes en 2022, es solo el comienzo. La ciencia comienza aquí en este museo cuando comenzamos a descubrir y decodificar la historia encerrada dentro de estos fósiles”, abundó.

“Estará en constante cambio durante muchos años”, insistió.

La nueva exhibición, cuando se inaugure en dos años, se llamará SECU Dinolab y está patrocinada por la State Employees Credit Union Foundation.

"Son colosales, especialmente los Triceratops", dijo Campbell.

Desde que era joven cuando murió, el T-rex es más pequeño, pero Campbell dijo que en su forma completa es "mucho más hermoso que cualquier otra exhibición que haya visto".

"Hay mucho entusiasmo en el museo", sentenció.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario