Cada estado tiene una bebida exclusiva a la que le son leales y Carolina del Norte no es la excepción.

Desde el clásico cóctel de julepe de menta del Kentucky Derby hasta el siempre popular cóctel de huracanes que es sinónimo de Nueva Orleans.

RecoveryFirst.org, un centro líder en el tratamiento del alcohol y las adicciones, realizó una encuesta a 3,373 bebedores.

Así compiló una clasificación de los cócteles estatales con los que brindarán en la próxima víspera de Año Nuevo

En la parte superior de las listas, el icónico Jack & Coke de Tennessee reinó victorioso como la bebida número uno que los estadounidenses tomarán al comenzar el 2022. 

La bebida clásica de Jack & Coke comienza con un vaso de hielo, un trago o dos de Whiskey de Tennessee y rematado con Coca-Cola

En segundo lugar, la sidra dura de New Hampshire se ubicó justo debajo de la especialidad de Tennessee. 

Nada grita "Nueva Inglaterra" más fuerte que la sidra de manzana, y da la casualidad de que es la bebida oficial de Granite State adoptada en 2010.

Pero eso no es ninguna sorpresa considerando la gran extensión de huertos de manzanas en New Hampshire

La bebida incluye tres ingredientes básicos: jugo de manzana, azúcar y levadura, lo que la convierte en una bebida relativamente fácil de fermentar en casa. 

Sin embargo, hacerlo puede ser riesgoso, ya que quienes intentan hacerlo en casa tienen mucho menos control sobre el contenido de alcohol.

En tanto, el Cherry Bounce de Carolina del Norte emergió como la bebida favorita número 26 del país para brindar por el Año Nuevo en 2022. 

La bebida insignia de Tar Heel State es también el cóctel oficial de su ciudad capital, Raleigh

El Cherry Bounce es una combinación de vodka de cereza, jugo de arándano, jugo de lima fresco y agua mineral con gas, adornado con una cereza.

Finalmente, en la posición 50 y última del listado está el vino Cynthiana de Arkansas.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Jóvenes de Carolina del Norte son cada vez más sobrios: Esta es la razón

Carolina del Norte: en Navidad se bebe tanto como para llenar 237 piscinas

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario