Charlotte - Sistemas hospitalarios como el Carolinas HealthCare System, Novant Health, y otros, decidieron restringir el ingreso de menores de 12 años de edad a sus hospitales debido a un brote del virus de la influenza, o “flu” que se está dispersando por Carolina del Norte, el cual ha dejando ya 20 víctimas mortales en esta temporada.

Otros hospitales como el Cone Health en Greensboro y Wake Forest Baptist Health, en Winston-Salem, también se unieron a la medida que comenzó el viernes 12 de enero.

El Carolinas HealthCare además solicitó a las personas con síntomas de “flu”, como fiebre, dolor de cabeza y de cuerpo, tos, dolor de garganta, nariz congestionada, escalofríos, fatiga, nausea, vómito y/o diarrea, no visitar los hospitales. Si las circunstanciar requiere ir al hospital, deben cubrirse el rostro con mascarillas de cirugía.

Una escuela en Matthews, cerca de Charlotte, tuvo que cancelar sus clases el jueves 11 y viernes 12 de enero, debido que más de 160 de sus estudiantes enfermaron al presentar síntomas de “flu”.

El Carolinas HealthCaro indicó que muchas de las personas con influenza no necesitan cuidado médico, y les recomiendan permanecer en casa evitando el contacto con otros, descansar, beber mucho líquido y tomar ibuprofeno o acetaminophen.

Para reducir la posibilidad de contagio recomiendan lavarse constantemente las manos, usar desinfectantes de alcohol y vacunarse.

El número de muertes, entre ellas la de un niño, se ha duplicado en lo que va de la temporada que -comenzó el 1ro de octubre- respecto a la anterior.

Deja un comentario