La pandemia del COVID-19 expuso a los estadounidenses a los mayores niveles de estrés de la última época. Las preocupaciones originadas por el virus, las largas jornadas laborales, la crisis económica y la inflación aumentaron en todo el país, pasándole factura a los residentes tanto física como mentalmente.

La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de bienes y servicios en un país durante un periodo de tiempo sostenido, algo similar ocurrió con el estrés durante la llegada del COVID-19 y los diferentes problemas que desencadenó.

MyBioSource.com, una empresa de distribución de productos biotécnicos, realizó un estudio en los condados de Carolina del Norte para determinar dónde se ha elevado más la angustia física y mental durante el último lustro (de 2017 a 2021).

El condado de Alleghany mostró la “inflación de estrés” más alta con un aumento del 7 %. El estudio arrojó que los ciudadanos tuvieron un incremento del 3 % en el estrés físico, mientras que un 4 % en el estrés mental.

Te puede interesar:

Por su parte, los habitantes del condado de Mecklenburg fueron uno de los que tuvieron menos “inflación de estrés”. El condado se posicionó en el antepenúltimo lugar del estado al mantenerse en el mismo nivel que hace cinco años. Solamente presentó un incremento del 1 % en el estrés mental.

¿Y a nivel nacional?

Carolina del Norte es de los estados con la tasa de estrés más bajo del país con un 0 % en la inflación. Se posicionó en el lugar 46 de la clasificación, únicamente superado por Rhode Island, Maryland, Wyoming y New York.

Los habitantes del estado tuvieron un incremento del 1 % en estrés mental, mientras que disminuyeron el mismo 1 % en estrés físico.

“Mucha gente se ha familiarizado con la sensación de estar estresada, lo cual es comprensible dados los eventos relacionados con la pandemia de los últimos años”, señala un portavoz de MyBioSource.com.

“El estrés crónico puede tener impactos seriamente negativos en el cuerpo, tanto física como mentalmente, y permitir que se acumule puede resultar en un mayor perjuicio para su salud con el tiempo. Si no puede reducir sus niveles de estrés mediante técnicas de relajación o ejercicio, consulte a un profesional de la salud”, añade.

Te puede interesar:

En el estudio hecho por MyBioSource.com se encontró que el estado de Maine presentó la tasa de inflación de estrés más alta en los últimos cinco años, que fue del 6 %.

A su vez, en el otro extremo, New York tuvo la inflación por estrés más baja del país. Incluso tuvieron una tasa de deflación por estrés del 2 %.

Foto del avatar

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...