Cuando Maheder Yohannes y su familia de inmigrantes se fueron de Etiopía hace más de una década, el Centro Cultural e Internacional Midwood (Midwood International and Cultural Center) en Charlotte se convirtió rápidamente en un lugar familiar. Pudieron acceder a importantes recursos legales allí a través de International House, uno de los principales inquilinos del centro, ubicado en Central Avenue.

"Fuimos a ese espacio y hablamos con los abogados que estaban presentes. Nos ayudaron con todo el proceso de inmigración: nos ayudaron a obtener nuestras tarjetas verdes y luego nos ayudaron con todo el proceso de ciudadanía",

recordó Yohannes.

Desde entonces, el centro, anteriormente la Escuela Primaria Midwood, es donde se reúnen las comunidades etíope y eritrea.

Podría interesarte:

"Mi graduación de secundaria fue en el auditorio. He asistido a numerosas fiestas de graduación allí",

dijo Yohannes.

Ahora, el tiempo corre para los inquilinos del centro. A las organizaciones sin fines de lucro alojadas allí les queda un año antes de que deban entregar las llaves del sitio histórico a promotores inmobiliarios.

Estas organizaciones de inmigrantes y artísticas ahora buscan una alternativa difícil de alcanzar: un nuevo espacio en Charlotte que sea asequible y accesible.

¿Por qué hay un futuro incierto para inmigrantes y artistas?

A Yohannes le preocupa cómo se verán afectadas las comunidades de inmigrantes.

"Espero que se trasladen a otro lugar, pero siento que no hay mejor área para Internacional House o el centro que ese espacio, solo porque hay tantas comunidades internacionales que se alojan en ese barrio y sus alrededores",

dijo. 

En octubre de 2021, el distrito escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS en inglés) vendió la propiedad a una empresa de desarrollo, Conformity Corporation. A cambio, el distrito recibió tres edificios de oficinas para espacio administrativo y $434,000 en efectivo, según dijo el consultor inmobiliario de CMS, Dennis LaCaria.

Las comunidades etíope y eritrea de Charlotte han utilizado el auditorio para muchas celebraciones a lo largo de los años. - Foto: Tesfa Ethiopia

La directora de International House, Autumn Weil, dice que la venta no fue una sorpresa. Pero la organización está luchando por encontrar un espacio que ofrezca la asequibilidad y la facilidad de acceso que disfrutaron durante 12 años en Plaza Midwood.

"Hay algunas organizaciones sin fines de lucro aquí, incluyéndonos a nosotros mismos, que no podemos salir y pagar la tasa de mercado como lo hace una empresa con fines de lucro. Entonces, para ser honesta, realmente estamos luchando por encontrar nuestro próximo hogar que será esa comunidad internacional y un centro de bienvenida como el que tenemos aquí"

dijo Weil.

Midwood: Un espacio único para inmigrantes en Charlotte

A lo largo de los años, el edificio de la antigua escuela se ha transformado en un centro sin fines de lucro para inquilinos como International House, la Asociación Japonesa, Charlotte Lit y ​​Action NC. Grupos como Tesfa Ethiopia (coorganizado por Yohannes), Alliance Francaise y Black Pride han aprovechado el espacio del auditorio para realizar eventos.

"También, en los últimos 12 años, nos hemos convertido en un anfitrión de muchos festivales y actividades internacionales dentro de nuestro auditorio, y es probable que esa oportunidad no esté disponible en el futuro, desafortunadamente",

dijo Weil.

La asistente ejecutiva de International House, Mica Gadhia, describió la ubicación actual como un microcosmos de Charlotte.

"Es increíble. Escuchamos ocho idiomas diferentes en nuestros pasillos en todo momento cuando las personas vienen a nuestras clínicas legales. Tenemos todas las nacionalidades y culturas diferentes entrando a nuestras oficinas. Se siente como si el mundo estuviera justo aquí en International House cuando estás aquí en un día normal",

dijo Gadhia.
International House organiza eventos comunitarios gratuitos, como ferias de salud y clínicas legales. - Foto: International House

Desde 2018, los inquilinos tenían un contrato de arrendamiento fijo de $35,000 al año, un precio difícil de superar para una ubicación en el centro de Charlotte valorada en $9.3 millones.

Falta de alternativas

A Paul Reali de Charlotte Lit le preocupa que la importancia cultural del sitio se haya ignorado para priorizar la ganancia monetaria.

"Lo que está sucediendo en este edificio se reduce a cómo hacer dinero con esta parcela, que va a ser deshacerse de las personas que están aquí, derribarla, convertirla, hacer algo con ella que la haga inaccesible para las organizaciones que están aquí,

dijo Reali.

A medida que la organización de artes literarias explora las opciones de alquiler, descubren que su situación no es única.

"Lo que descubrimos es que existe una enorme necesidad de espacio para oficinas, la educación en el aula, ensayos y presentaciones. Todavía hay algún lugar, un edificio de molino, una propiedad, algo que en realidad sería un excelente centro de artes permanente para una combinación de diferentes tipos de organizaciones artísticas. Y creo que nuestra ciudad debería tener uno",

dijo Reali.
Los fundadores de Charlotte Lit dicen que sin un espacio como el centro cultural, la organización no hubiera existido. - Foto: Charlotte Lit

Charlotte Lit consideró seguir a otro inquilino desplazado, Light Factory, al Centro VAPA en North Tryon Street. Reali dijo que descartaron esa opción porque el futuro también es incierto allí.

La directora ejecutiva de Light Factory, Kay Tuttle, dice que el Centro VAPA, propiedad del condado de Mecklenburg, ha sido una buena opción para la organización de las artes fotográficas, pero la solución es temporal.

"Todavía no sabemos cuánto tiempo antes de que estemos buscando otro espacio que esté cerca de Charlotte y que sea asequible y todas esas cosas que son cada vez más y más difíciles de encontrar. Nos sentimos como nómadas porque hemos estado en muchos lugares diferentes", dijo Tuttle.

Weil dice que la búsqueda de bienes raíces para International House ha resultado en noches de insomnio.

"International House espera quedarse en el lado este de la ciudad porque ahí es donde nuestra población tiende a vivir. Inmigrantes, refugiados, asilados, personas que no hablan inglés, deben estar muy cerca de donde reciben ayuda porque aún no manejan. Es difícil navegar en transporte público. Y por eso es importante que permanezcamos dentro de la comunidad en la que viven",

dijo Weil.

¿Cómo reemplazar un lugar con raíces históricas?

Weil reconoce que será muy difícil reemplazar lo que encontraron en la escuela primaria de Midwood.

El sitio abrió en la década de 1930 como la primera escuela primaria en servir al corredor de Central Avenue. En noviembre de 2016, la ciudad de Charlotte nombró a la antigua escuela como un sitio histórico.

La designación impone restricciones sobre la alteración del exterior de la propiedad. Pero no protege al edificio de la demolición, explicó Jack Thomson, director ejecutivo de la Comisión de Monumentos Históricos de Charlotte-Mecklenburg.

"Si bien la Comisión de Monumentos Históricos tiene la capacidad de revisar y aprobar o denegar las modificaciones materiales propuestas a un punto de referencia designado, tenemos una capacidad limitada para rechazar o rechazar por completo las propuestas de demolición",

dijo Thomson.

Cuando se realizan las solicitudes de demolición, Thomson dijo que hay un período de espera de 365 días para permitir consultas con la comunidad y explorar opciones alternativas.

"No hemos recibido ninguna solicitud relativa a la Escuela Primaria Midwood, ya sea para la demolición o para cualquier alteración material. Hasta donde sabemos, todo está en el status quo"

dijo Thomson.

Monte Ritchey de Conformity Corporation no respondió a las solicitudes de comentarios para esta nota.

Los inquilinos del centro cultural tendrán hasta septiembre de 2023 para encontrar un nuevo espacio.

Esta historia fue producida mediante una colaboración entre WFAE y La Noticia con Report for America. Puedes leerla en inglés en WFAE. This story is available in English on WFAE.

Kayla Young

Kayla Young

Kayla Young es periodista del programa Report for America. Cubre temas de inmigración y la comunidad latina para WFAE y La Noticia. Estudió periodismo en la Universidad de Texas en Austin.