En Asheville el avistamiento de un pequeño oso levantó la curiosidad de los habitantes del área, pero no por ser una especie protegida, sino porque tenía un frasco de vidrio atorado en la cabeza.

Te puede interesar:

Habitantes de Asheville vieron a un osezno con un frasco en la cabeza

Este curioso caso llamó la atención de las autoridades, ya que no es común ver un pequeño oso con la cabeza dentro de un frasco y procedieron a retirar el envase, ya que su vida podría correr peligro.

De esta forma, la Comisión de Recursos de Vida Silvestre de Carolina del Norte dijo que los biólogos de vida silvestre ayudaron a liberar al cachorro de oso en Asheville, después de que se le atascara la cabeza en un frasco.

Así, los biólogos dijeron que llegaron a la escena poco después de que el cachorro fuera visto y procedieron a rescatarlo de tener la cabeza en el frasco.

¿Quién retiró el frasco de la cabeza al oso?

Cuando llegaron, encontraron que el cachorro se había subido a un árbol mientras su madre estaba cerca. Acercarse al cachorro representaba un peligro, ya que los osos suelen ser agresivos cuando tienen crías.

Una vez que pudieron acercarse, el biólogo pudo quitar el recipiente de su cabeza de manera segura, ya que podían lastimarlo o romper el frasco sobre su cabeza si realizaba un acto de fuerza el cachorro.

Por otra parte, también revisaron al cachorro para asegurarse de que gozaba de buena salud y posteriormente, el cachorro fue devuelto a su madre y los dos se retiraron rumbo al bosque.

Los biólogos se ganaron el aplauso de los residentes, ya que era una operación delicada para rescatar al osezno y finalmente, todo terminó en un susto.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com