Un grupo de nuevos estudiantes internacionales en una visita a la Universidad Estatal de Murray en Kentucky. (Foto AP)

Si eres uno de los que pidió préstamos estudiantiles federales, estás de suerte, pues el Departamento de Educación del país extendió la suspensión de los pagos.

Este beneficio se extendió hasta el 1 de mayo de 2022, y te permitirá tomar decisiones más informadas sobre el pago de tus facturas y cómo priorizar tus deudas.

Dicho programa ya está en funciones y es automático; es decir, no te tienes que inscribir en ningún lado para tener la suspensión de pago de préstamos estudiantiles.

Cualquiera que te diga que puede ayudarte a inscribirte en este programa a cambio del pago de un cargo es un estafador.

Hay algunos préstamos estudiantiles federales que no califican, como los préstamos más viejos del Programa Federal de Préstamos para la Educación Familiar o FFEL o los Préstamos Perkins.

Estudiantes caminan cerca de la biblioteca Widener en la Universidad de Harvard en Cambridge, Massachusetts.
(Charles Krupa / Associated Press)

El Departamento de Educación ya colocó automáticamente tus préstamos en lo que se llama 'tolerancia o aplazamiento de pago administrativo'.

Lo que se traduce en que puedes dejar de pagar esos préstamos inmediatamente hasta el 1 de mayo de 2022.

Si tus pagos se hacían en automático con cargo a tarjeta, debes revisar si se hizo algún cargo desde el 13 de marzo del 2020, pues se te reembolsaría.

En caso de que decidas seguir haciendo los pagos, la tasa de interés hasta el 1 de mayo ahora es 0%.

En cambio, si estabas retrasado con los pagos de tu préstamo, se suspendieron las llamadas de cobranza y el envío de cartas o resúmenes de facturación hasta el 1 de mayo de 2022.

Así que ya sabes, si eres beneficiario de préstamos estudiantiles federales, la suspensión de esos pagos se extendió.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario