Un crucero que se supone llegaría a Miami tuvo que cambiar su rumbo hacia las Bahamas, luego de que un juez de Estados Unidos concediera una orden de incautación para confiscar el barco como parte de una demanda por más de $4 millones en combustible no pagado.

De acuerdo con los reportes, algunos pasajeros fueron llevados en ferry a Port Everglades, en Fort Lauderdale este domingo.

A través de redes sociales, los usuarios que desembarcarían en Florida mostraron sus quejas pues dijeron que el viaje en ferry fue de casi 2 horas, que estuvieron bastante incómodos y con el temor a que el ferry se volcara.

El músico Elio Pace denunció en redes como Facebook la mala experiencia que tuvo en este crucero, donde viviría poco más de 1 mes, hasta el 23 de febrero, pero solo 1 día después de abordar el capitán notificó la orden de incautación.

"¿Me creería si le dijera que el día después de abordar (la noche de mi primer espectáculo) el capitán nos notificó que la compañía propietaria había entrado en liquidación por una suma de 4 millones? ¿Y que el Crystal Symphony dejaría de navegar cuando llegara a Miami?", escribió Elio en sus redes sociales.

El crucero que no llegó a Miami por la orden de incautación se encuentra atracado en Bimini, una isla de las Bahamas.

No está claro cuántos pasajeros llevaba a bordo el crucero. De acuerdo con el sitio web de la compañía, la nave puede transportar hasta 848 pasajeros.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario