Autoridades revelaron las identidades de dos jóvenes soldados latinos que murieron en los ataques terroristas perpetrados el 26 de agosto en el aeropuerto de Kabul, Afganistán.

Hunter Lopez, de 22 años, y David Lee Espinoza, de 20, fallecieron cuando dos hombres cargados de explosivos se detonaron a sí mismos en un ataque cuya autoría reclamó el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS).

Hunter Lopez

En California, el Alguacil del condado de Riverside, Chad Bianco, confirmó que Hunter Lopez había servido a su departamento y era hijo de dos funcionarios adscritos a esa dependencia: el capitán Herman Lopez y la delegada Alicia Lopez.

"Hunter (...) planeaba seguir los pasos de sus padres y convertirse en un ayudante del alguacil del condado de Riverside después de regresar a casa tras su despliegue actual",

dijo Bianco en un comunicado.

El alguacil también informó que Lopez había trabajado en esa dependencia entre 2014 y 2017. Luego de eso, se unió al Cuerpo de Marines.

David Lee Espinoza

El congresista de Texas, Henry Cuellar, tuiteó que David Lee Espinoza murió en los ataques terroristas. El joven soldado de Laredo pertenecía al Cuerpo de Marines y es el segundo latino identificado entre los fallecidos.

"Cuando se unió al ejército después de la escuela secundaria, lo hizo con la intención de proteger a nuestra nación y demostrar sus desinteresados ​​actos de servicio",

tuiteó Cuellar.

La ciudad de Laredo emitió un comunicado en Twitter lamentando la muerte del joven soldado y envió condolencias a su familia.

"Gracias por su servicio a Estados Unidos y Laredo. Sus actos de coraje y valentía siempre serán recordados",

dijo la ciudad de Laredo en el comunicado.

Las identidades de los 13 militares estadounidenses muertos en los ataques terroristas de Kabul están siendo reveladas con el transcurso de las horas.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

Foto del avatar

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social y Magíster Scientiae en Literatura Latinoamericana. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario