Un oficial fue atendido en la escena y dos más en el hospital. (Foto: AP)

En medio de un enfrentamiento con un sujeto en un suburbio de Dallas, Texas, tres oficiales de la policía recibieron disparos que pudieron haber puesto en riesgo sus vidas de no haber portado chaleco antibalas, informaron las autoridades este jueves.

Los oficiales atendían un llamado sobre una persona suicida, cuando el sujeto, de 60 años, comenzó a detonar su arma de fuego contra ellos el pasado miércoles por la noche, informó el el jefe de policía de Flower Mound, Andy Kancel. 

“Con paciencia y profesionalismo evitamos una tragedia”, dijo.

El jueves por la noche, Kancel informó que uno de los oficiales fue alcanzado por fragmentos de bala, otro herido por al momento de que una bala dañó su escudo y otro recibió un impacto en el pecho, pero fue protegido por el chaleco antibalas.

La policía respondió el fuego, pero no hirió al sujeto, aseguró Kancel.

El sujeto, cuya identidad no ha sido revelada, se entregó poco después de las 5:30 a.m., después de que un escuadrón táctico utilizó gas lacrimógeno en su domicilio. El agresor fue hospitalizado y será arrestado una vez que sea dado de alta.

Las autoridades darán a conocer el nombre del sospechoso una vez que sea fichado.

Un oficial recibió atención médica en la escena y los otros dos fueron tratados en el hospital; ya fueron dados de alta.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario