Las plantaciones de tabaco en Carolina del Norte se han convertido en una fuente importante de trabajo para las personas con visas H-2A.

Arrancar hojas grandes de plantas de tabaco y depositarlas en un camión han provocado que cientos de trabajadores terminen en un hospital con graves malestares.

En los últimos cinco años ha aumentado casi al doble el número de trabajadores invitados por el gobierno federal a empleos temporales en la agricultura.

La cifra se incrementó de 140 mil personas en 2015, a 275 mil en 2020.

De acuerdo a los datos del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, una gran parte de esa cifra se encuentra en los campos de tabaco de Carolina del Norte.

“He visto a mis compañeros de trabajo sufrir la enfermedad del tabaco. A muchos les dan alergias, a otros les da insomnio, vómitos, muchos se deshidratan”.

"Hubo momentos en los que los trabajadores necesitarían ir a las clínicas locales para que le administraran goteos intravenosos", narró un trabajador de origen mexicano.

El estado de Carolina del Norte es uno de los cinco principales empleadores del país para los trabajadores H-2A.

En el último registro hecho en 2019, el 48 % de los trabajadores agrícolas en el estado recogieron tabaco.

Carolina del Norte es el estado que cultiva más tabaco en todo el país.

Graham Boyd, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Cultivadores de Tabaco de Carolina del Norte, habló sobre la enfermedad que padecen los trabajadores.

“Es posible que lo sienta hoy, que no lo vuelva a sentir durante una semana o nunca más, o que lo sienta varias veces seguidas”, dijo a Civil Eats.

“Tiene tanto que ver con la temperatura ambiente y la deshidratación como cualquier otra cosa. Puede que te afecte, pero a algunas personas no”, añadió.

Se espera que en los próximos meses más trabajadores H-2A se sumen a las plantaciones de tabaco en el estado debido al aumento de la demanda tras la pandemia.

Se pronostica que la producción aumente este año alrededor del 30 %.

Cabe destacar que los trabajadores H-2A tienen protección sindical a través del Comité Organizador de Trabajadores Agrícolas.

Una ley de 2017 prohibió a los agricultores deducir voluntariamente las cuotas sindicales de los cheques de pago de los trabajadores.

Lee Wicker, subdirector de la Asociación de Productores de Carolina del Norte, destaca que los trabajadores pueden quejarse con las autoridades.

El gobierno proporciona una "tremenda supervisión" al programa H-2A, y eso significa que muchos trabajadores ya no tienen miedo de quejarse.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Comisionado de Agricultura confirma que habrá Feria Estatal de Carolina del Norte 2021

Así responde el cuerpo al dejar de fumar tabaco

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario