Las trabajadoras domésticas son un sector vulnerable en el país que no cuentan del todo con garantías o leyes específicas que las proteja de abusos, malas pagas o sus derechos humanos.

Esta ley ampliará los derechos y garantías de empleadas domésticas

Ante esta situación, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, promulgó una iniciativa de ley para garantizar los derechos humanos de las trabajadoras domésticas en la ciudad, así como de cualquier acto discriminatorio que lleguen a sufrir

El oficio de trabajadoras domésticas lo realizan en su mayor parte mujeres inmigrantes y este proyecto de ley ampliaría los derechos, garantías y actos legales que pueden disponer.

Esta ley promoverá de inmediato que si los empleadores discriminan por razones de sexo, raza o religión a las personas que laboran en casas privadas, será motivo para considerarse un delito y tendrá sanciones.

No es la primera vez que De Blasio promueve una ley para ayudar a las trabajadoras domésticas, en 2018, elaboró una iniciativa para proteger a todas las empleadas de acoso sexual por parte de algún empleador.

Trabajadoras domésticas tendrán mayor protección ante la ley en Nueva York, 81% son latinas

Desde el 2010, la ley en Nueva York exige que las empleadoras domésticas reciban un salario mínimo y días de descanso, acción que fue recibida con aplausos ya que antes no se contaba con estas garantías.

Según un reporte del Instituto de Política Fiscal se estima que en Nueva York, hay más de 200,000 trabajadoras del hogar en la ciudad y muchas tienen a cargo el cuidado de niños o adultos.

Las cifras revelan también que el 91% de las personas que desempeñan esta actividad son mujeres, 81% de ellas son inmigrantes y un 32% afroamericanas. 

Una vez que estalló la Pandemia del COVID-19, este empleo triplicó el número de personas que lo ejercen y es considerada una actividad esencial en gran parte del país.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario