Delania y Mario fueron al spa a pasar una velada romántica. (Foto: FB)

El brutal tiroteo en un spa asiático de Georgia, Atlanta, dejó a ocho personas muertas. Entre las víctimas se encuentran latinos como Elcías Hernández Ortíz, un albañil de 30 años que se encuentra hospitalizado y Mario González, que perdió a su esposa Delaina Ashley Yaun González.

Lo que estaba planeado como una noche romántica en el Young's Asian Massage Parlour, terminó en una tragedia que dejó viudo a Mario y sin madre a sus dos hijos, uno de ellos una pequeña de ocho meses.

Delaina y Mario eran habitantes de la ciudad de Acworth, condado de Cherokee, y lugar donde ocurrió el tiroteo. El 11 de agosto de 2020, Mario y Delaina contrajeron matrimonio.

La mujer, de 33 años, trabajaba como cocinera desde hace cinco años en un Waffle House a poco más de 5 millas del spa donde perdió la vida.

La hermana de Delaina, Dana Toole, aseguró que era la primera vez que el matrimonio acudía al Young's Asian Massage Parlour.

"Se suponía que debía estar disfrutando de un momento divertido con su esposo", aseguró.

Por su parte, Mario González dio declaraciones para Mundo Hispánico, donde exigió que el asesino Robert Aaron Long no quede libre al poco tiempo.

"No es justo que un hombre así la mate y quede libre después de un tiempo", expresó.

Varias versiones indican que la policía mantuvo en una patrulla a Mario y lo dejaron ver el cuerpo de su esposa cuatro horas después.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario