Una joven de 21 años murió debido al ataque de un tigre en la jaula de un zoológico donde trabajaba.

La mujer, que trabajaba en el área de mantenimiento del Parque Safari de Rancagua, en la región de O'Higgins, Santiago de Chile, estaba limpiando las jaulas y no se percató que una de ellas estaba abierta.

El tigre sorprendió a la joven y la atacó en el cuello. Personal del zoológico, bomberos y paramédicos intentaron reanimarla sin éxito.

Antonio Rojas, gerente general del Safari, informó que un vehículo de rescate actuó para espantar al tigre, que regresó a su jaula, pero era demasiado tarde. Agregó que el incidente duró entre 10 y 15 minutos.

"Nadie espera que ocurran situaciones como estas y estamos inmensamente afectados por lo ocurrido. Cuáles fueron las circunstancias y condiciones que fallaron es un proceso que está en investigación", reveló.

De acuerdo a Rojas, la joven, cuyo nombre no fue revelado, estaba realizando "acciones rutinarias" de limpieza junto con un compañero. Concretamente, su labor consistía en limpiar la gravilla de los rieles de un portón eléctrico cercano a las jaulas de los leones y  tigres.

Tras el trágico incidente, el Safari cerró sus puertas este sábado. Es el único parque de rehabilitación de fauna silvestre en la región de Santiago de Chile y lleva 14 años abierto.

Por su parte, el senador chileno, Guido Girardi, dijo que presentará una denuncia penal contra el responsable del ataque.

"Vamos a presentar una denuncia penal para que estos hechos no queden impunes, ha fallecido una persona. No es la primera vez. Hay personas que han perdido parte de su cuerpo y animales que han muerto o han sufrido daños producto de negligencias", apuntó.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario