Sequía en primavera es lo que los meteorólogos pronostican, sobre todo para el oeste del país, donde se ha asentado y agravado una megasequía.

Mientras ya casi dos tercios del territorio estadounidense está anormalmente seco, el pronóstico de gobierno para los meses de primavera no es alentador.

El servicio meteorológico y funcionarios de agricultura advirtieron sobre la posibilidad de reducir el consumo de agua en California y el suroeste, el aumento de los incendios forestales, los bajos niveles en represas clave como Lake Mead y Lake Powell y daños a los cultivos de trigo.

Sequía en primavera afectará desde Luisiana hasta Oregon

La perspectiva oficial de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) para la primavera boreal prevé una sequedad superior a la normal en abril, mayo y junio. Afectará una ancha franja del país desde Luisiana hasta Oregon, que incluye algunas de las zonas más afectadas por la sequía.

Casi todo el territorio continental de Estados Unidos tendrá una primavera más cálida que lo normal, salvo partes muy pequeñas del noroeste y Alaska, lo que agrava la sequía.

“Pronosticamos una sequía prolongada y generalizada”, dijo la vicedirectora del Servicio Meteorológico Nacional, Mary Erickson. “Es algo que estamos observando y nos tiene muy preocupados”.

La NOAA prevé que la sequía de primavera afectará a 74 millones de personas.

El agravamiento de la sequía obedece a varios factores, dijo la agencia. El enfriamiento en partes del Pacífico central por La Niña sigue trayendo tiempo seco a buena parte del país. Mientras que en el suroeste las lluvias intensas del monzón brillaron por su ausencia. Los meteorólogos dicen que la megasequía en California está asociada al cambio climático a largo plazo.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario