El proyecto de los demócratas sufrió un fuerte revés. (Foto: Adobe Stock)

Los demócratas no pueden usar su paquete de $3, 500 millones para reforzar los programas sociales y climáticos en la reforma migratoria, la cual le daría a millones de inmigrantes la oportunidad de convertirse en ciudadanos.

Esto es un duro golpe para el presidente Joe Biden, los demócratas del Congreso y sus aliados en las comunidades progresistas y pro inmigración. Además de que daña las esperanzas de que millones de personas puedan obtener la residencia permanente y posiblemente la ciudadanía.

La decisión fue de Elizabeth MacDonough quien rechazó el lenguaje demócrata que habría abierto una puerta a la ciudadanía para los jóvenes inmigrantes traídos ilegalmente al país cuando eran niños, a menudo llamados "Dreamers"; inmigrantes con Estatus de Protección Temporal que han huido de países afectados por desastres naturales o violencia extrema; trabajadores esenciales; y trabajadores agrícolas.

El parlamentario decidió que el lenguaje de la inmigración no podría incluirse en un inmenso proyecto de ley que ha sido protegido de los republicanos. 

Los demócratas y sus aliados de inmigración han dicho que ofrecerán enfoques alternativos a MacDonough que abrirían una puerta al estatus permanente para al menos algunos inmigrantes. Uno de esos enfoques sería actualizar una fecha de “registro” que permita a algunos inmigrantes en los Estados Unidos convertirse en residentes permanentes en ese momento si cumplen con ciertas condiciones, pero no estaba claro si seguirían esa opción o cómo gobernaría el parlamentario.

Con información de AP

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario