El reconocido reverendo, Jesse Jackson, y su esposa, Jacqueline, fueron hospitalizados luego de que ambos dieron positivo en COVID-19, de acuerdo a un comunicado emitido el sábado.

La pareja es atendida en el Hospital Memorial del Noroeste en Chicago.

Jesse Jackson, de 79 años, ya está vacunado contra el virus. Recibió su primera dosis públicamente en enero.

“Los médicos están monitoreando actualmente la condición de ambos. No hay más información actualizada en este momento. Ofreceremos actualizaciones cuando estén disponibles”, dice el comunicado autorizado por su hijo Jonathan Jackson.

Protegido del reverendo Martin Luther King, Jesse Jackson fue clave para guiar el movimiento moderno de derechos civiles en diversos temas, como el derecho al voto. 

Jackson continúa activo y su última participación fue la promoción de la vacuna contra el coronavirus para la población de raza negra, que se ha visto rezagada en comparación con otros grupos en la campaña de vacunación de Estados Unidos.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario