Reto del imán, la nueva teoría conspirativa de la vacuna COVID-19
Los videos afirman que la vacuna COVID-19 inyecta suficiente metal para hacer que los imanes se adhieran a su brazo.

Una nueva teoría conspirativa ha nacido en redes sociales. Se trata del reto del imán en las personas vacunadas contra COVID-19. Hay personas que han compartido imágenes y videos que aseguran que después de vacunarse su brazo ha quedado magnetizado. Ellos muestran la manera en la que un imán se pega al brazo en el que fueron inoculados con la vacuna contra el coronavirus. 

Hay usuarios que afirman que la vacuna COVID-19 inyecta suficiente metal para hacer que los imanes se adhieran a su brazo.



A partir de esto, han surgido muchas fotos y videos que la gente sube a las redes sociales en donde hacen el experimento para ver si es cierto o no. En algunos casos el imán no se adhiere al brazo, pero en otros casos sí sucede. Pero no se sabe si han utilizado algún truco para lograrlo.

Este reto se ha convertido en viral y ha tomado del nombre de Reto del imán o “The Magnet Challenge Covid Vaccine" (Desafío Magnético de la Vacuna Covid). Y trata de probar la teoría conspirativa de que junto con la vacuna se inyecta un micro chip metálico.

¿Por qué no es posible tener un brazo magnetizado después de recibir la vacuna?

Según el portal FactCheck.org toda esta información carece de sustento. “No hay respaldo para la afirmación falsa de que las vacunas contienen "microchips" o ingredientes que darían como resultado un efecto magnético”, asegura el sitio.

Estas son algunas de las razones por las cuáles esto no sería posible:

Primero que nada las vacunas COVID-19 tendrían que tener una buena cantidad de metal para que los imanes se adhieran a un brazo como lo harían en la puerta de un refrigerador. 

Una dosis típica de la vacuna Pfizer es de solo alrededor de 0.3 ml. Eso no es suficiente volumen para exprimir un microchip. 

En cuanto a la lista de ingredientes de las vacunas, ésta se puede encontrar en el sitio web de la FDA. Las vacunas están hechas principalmente de lípidos, proteínas, sales y azúcares. La de Pfizer y Moderna incluyen además ARNm y la de Johnson & Johnson, adenovirus.

En resumen, no hay evidencia real detrás de estas teorías conspirativas del reto del imán. Estos videos de personas que pegan objetos metálicos en el brazo no ofrecen pruebas científicas.

Muchos médicos y científicos ahora han realizado videos para demostrar que esta teoría es falsa y no se debe de caer en falsedades.

@doctorjesss

Fact or cap? This vaccine magnet thing is CAP 🧢 #learnontiktok #tiktokpartner

♬ original sound - Doctor Jess Andrade

Paulina Martinez

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Deja un comentario