Durante el peregrinaje, realizaron una protesta frente a cárcel de Alamance. Cortesía.

Greensboro - Los caminantes del Peregrinaje por la Paz que realizó la organización: “Witness for Peace”, llegaron hasta la oficina del alguacil Terry Johnson del condado Alamance para protestar por sus políticas migratorias, y además visitaron a dos inmigrantes refugiados en iglesias santuario en Greensboro.

El peregrinaje que se realiza en Semana Santa desde hace 32 años, recorrió varias ciudades de Carolina del Norte. En Greensboro estuvo el 27 de marzo y en Alamance el 28 de marzo. Este año el mensaje fue demandar justicia para los inmigrantes en santuario, los soñadores y los tepesianos.

El martes se realizó una marcha hacia la Iglesia Congresional Unida de Cristo (UCC), donde hubo una conversación sobre “santuarios” junto a Oscar Canales, quien se encuentra refugiado en esa iglesia desde enero.

Junto a organizaciones como el Comité de Servicio de Amigos Americanos y el grupo Siembra NC, los peregrinos participaron en una reunión y presentación fotográfica en la Iglesia Episcopal San Barnabas donde está refugiada Juana Luz Tobar, la madre guatemalteca en “santuario” desde mayo de 2017.

“Hemos iniciado una campaña de postales, y ya enviamos 300 de una meta de 1,000, a los senadores federales para pedirles que hablen con ICE para que paren las deportaciones de los cinco inmigrantes refugiados en santuario en este estado”, dijo a La Noticia, Emily Rhine, integrante de Witness for Peace.

Deja un comentario