El Condado de Wake, en Carolina del Norte, comenzó a ofrecer a ciertos grupos, a partir del lunes 16 de agosto, la tercera dosis de la vacuna COVID-19.

La vacuna de refuerzo está disponible para personas con sistemas inmunitarios debilitados y que ya han recibido dos dosis de las vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna.

El Departamento de Salud Pública de Wake está expandiendo las pruebas de COVID-19 gratuitas en cinco ubicaciones del Condado.

La demanda de pruebas en el Condado de Wake se ha duplicado y la tasa de positividad aumentó más del 80 % en las últimas dos semanas.

“Las pruebas PCR son una excelente manera de ayudar a frenar la propagación del COVID-19”, dijo Matt Calabria.

“Pero una herramienta aún mejor para poner fin a esta pandemia es la vacunación”, añadió el presidente de la Junta de Comisionados del Condado de Wake.

Las personas elegibles para esta tercera dosis de la vacuna son:

  • Pacientes con cáncer sometidos a tratamiento activo para tumores o cánceres de la sangre y receptores de trasplantes de órganos que toman medicamentos.
  • Receptores de trasplantes de células madre que están a menos de dos años del trasplante y que toman medicamentos para inhibir su sistema inmunológico
  • Cualquier persona con inmunodeficiencia primaria moderada o grave.
  • Cualquier persona con infección por VIH avanzada o sin tratar
  • Cualquiera que reciba corticosteroides en dosis altas u otros medicamentos que puedan inhibir su respuesta inmunitaria

Actualmente, no se recomienda la tercera vacuna para la población general. La vacuna es gratuita y no se requiere prueba de seguro.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Estudiante de 16 años murió de COVID-19 en Carolina del Sur: "Es muy devastador"

Dos personas se suicidan tras contagiarse con COVID-19

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario