El oficial de la policía del Congreso de Estados Unidos que disparó y mató a la manifestante Ashli Babbitt en la puerta del Capitolio, fue exonerado oficialmente tras una investigación interna.

El pasado 6 de enero, el agente, cuya identidad no fue revelada, le disparó a Babbitt cuando trataba de entrar al Capitolio junto con un grupo de partidarios del expresidente Donald Trump.

Las imágenes que circularon por internet, muestran a Ashli al frente de un grupo de gente que intentaba cruzar una puerta que conducía a los miembros del Congreso que estaban siendo evacuados. En medio del desorden, un oficial dispara y en seguida cae Babbitt.

En abril, el Departamento de Justicia anunció que no se presentaron cargos contra el agente. La exoneración de la Policía del Capitolio puso fina a las exhaustivas investigaciones relacionadas a la irrupción del Congreso.

Por su parte, el comandante de la Oficina de Responsabilidad Personal de la Policía del Capitolio dijo a través de un comunicado que “no se tomarán más medidas en este asunto”.

La Policía del Capitolio no dio respuesta inmediata a la solicitud de comentarios respecto al veredicto.

En su declaración de abril, el Departamento de Justicia explicó que el oficial no había violado ninguna ley federal y que no habían evidencias que contradijeran que disparó "en defensa propia o en defensa de los Diputados y demás que desalojen la Cámara de Representantes".

"Los funcionarios examinaron las imágenes de video publicadas en las redes sociales, las declaraciones del oficial involucrado y otros oficiales y testigos de los hechos, las pruebas físicas del lugar del tiroteo y los resultados de una autopsia" y "con base en esa investigación, los funcionarios determinaron que no hay pruebas suficientes para sustentar un proceso penal ", agregó el comunicado.

Ashli Babbit era una veterana de la Fuerza Aérea que sirvió en varias giras por Medio Oriente entre 2004 y 2016, de acuerdo a registros de la armada. Fue una de las cinco víctimas que perdieron la vida en la toma del Capitolio, incluido un oficial de la policía.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario