Un hombre de Pensilvania enfrenta cargos por violación y agresión luego de que abusó sexualmente de una mujer en el tren el pasado miércoles por la noche. Pasajeros presenciaron el ataque, pero no hicieron nada, ni llamaron a la policía.

El ataque ocurrió cerca de las 11:00 p.m., cuando la mujer viajaba en la línea Market-Frankford de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pensilvania (SEPTA) hacia la ciudad de Upper Darby.

"El asalto fue observado por un empleado de SEPTA, que llamó al 911, lo que permitió a los agentes de SEPTA responder de inmediato y detener al sospechoso en el acto", informó Andrew Busch, portavoz de la acompañía.

Los oficiales de SEPTA capturaron al sujeto, identificado como Fiston Ngoy, de 35 años, dijo Timothy Bernhardta, superintendente de policía de Upper Darby.

Los videos de vigilancia reunieron las suficientes pruebas para acusar a Ngoy de violación y asalto, explicó Bernhardt a NBC.

En un hecho increíble e inhumano, los pasajeros que presenciaron el incidente, no hicieron nada por auxiliar a la mujer, agregó el superintendente.

"Es perturbador. Estoy en shock, no tengo palabras para eso. Simplemente no puedo imaginar ver lo que estabas viendo a través de tus propios ojos y ver lo que esta mujer estaba pasando y que nadie intervendría y la ayudaría", expresó.

Las autoridades continuarán inspeccionando los videos en busca de posibles testigos que ayuden a la investigación.

Bernhardt aseveró que habló con la mujer, quien aseguró estar “bien” después de que fue trasladada al hospital para recibir tratamiento en sus lesiones.

"La violación que ocurrió en la línea Market-Frankford de SEPTA el miércoles por la noche (13 de octubre) fue un acto criminal horrendo. Había otras personas en el tren que presenciaron este horrible acto, y es posible que se detuviera antes si un pasajero llamó al 911", aseguró el portavoz de SEPTA.

Las autoridades solicitaron a los usuarios del metro a reportar cualquier tipo de delito o situación ilegal dentro del transporte.

"SEPTA insta a cualquier persona que observe que se está cometiendo un delito o cualquier situación peligrosa que ocurra a reportarlo. Cualquiera que sea testigo de una emergencia debe llamar inmediatamente al 911".

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario