El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, estableció el 20 de diciembre como fecha nacional y de asueto obligatorio, esto como conmemoración de la invasión militar de Estados Unidos a este país hace en 1989.

Con la sanción de la ley saldamos una deuda con la patria, con los caídos en aquel trágico evento a quienes recordamos con respeto, sus familiares y con todos los panameños que sentimos amor por esta tierra bendecida”, dijo Cortizo durante su discurso por esta nueva ley.

La Asamblea de Diputados panameños aprobó la ley el pasado 15 de agosto y fue firmada por el presidente en una ceremonia en la iglesia de Fátima en el barrio de El Chorrillo, la cual quedó en ruinas tras la intervención militar de Estados Unidos para expulsar al líder militar de Panamá ese entonces: Manuel Antonio Noriega.

Familiares de las personas que fallecieron en ese año pidieron la declaratoria de duelo nacional desde hace varios años; ya que la conmemoración casi no era recordada por las fechas navideñas.

Nos llevó mucho tiempo a conquistar nuestro anhelo, finalmente llegó”, dijo a The Associated Press Trinidad Ayola, presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Caídos del 20 de diciembre.

Según las autoridades panameñas, en esa intervención murieron 300 militares y 214 civiles, la mayoría de ellos en el barrio El Chorrillo por los bombardeos que sufrió; sin embargo, a la fecha los números causan controversia y se piensa que el número fue mayor, pues se reportan personas desaparecidas. El ejercito de Estados Unidos reportó que perdió 23 soldados en la operación.

Actualmente Panamá cuenta con una Comisión de la Verdad que busca esclarecer el paradero de personas desaparecidas durante esos acontecimientos.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".