Un hombre se llevó una desagradable sorpresa, pues un error de las autoridades lo dieron por muerto, incluso regresó después de "su funeral".

El hombre de Chihuahua, México, llamado Laurencio Armendáriz, salió de su casa el pasado 20 de diciembre para ir a trabajar al campo, justo como todos los días hacía.

Pero en su ausencia, agentes de la policía municipal del poblado de Goacochi llegaron al domicilio de su familia, para informarles que habían encontrado sin vida a Laurencio, quien presuntamente falleció por una broncoaspiración.

Pese a que la familia tuvo dudas respecto al cuerpo, decidieron llevarlo a casa, donde realizaron un funeral y fue enterrado, todo de forma rápida por recomendación de las autoridades por temas de la pandemia de COVID-19.

Pero don Laurencio sorprendió a todos, pues regresó a su casa en la noche como todos los días, después de haber trabajado como era costumbre. La familia quedó impactada e incrédulos, pues pensaron que sí habían enterrado a su ser querido.

Error de la autoridades al declarar muerto al hombre que regresó

La familia asistió muy molesta con las autoridades, pues les hicieron pasar un trago muy amargo. La explicación fue que no se siguieron los protocolos, pues el cadáver nunca estuvo en el Ministerio Público, ni en el Servicio Médico Forense, por lo que no se comprobó la identidad de la persona muerta.

Las autoridades ofrecieron disculpas y se solicitó la anulación del acta de defunción. Además de que se inició el trámite de exhumación, para poder revelar la identidad real del muerto.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario