La fiscal de distrito Satana Deberry le negó el derecho a fianza al hombre acusado de matar cruelmente a una estudiante de la Universidad de Carolina del Norte de Chapel Hill.

Tras la detención de Miguel Enrique Salguero-Olivares, relacionado con la muerte de la estudiante de segundo año Faith Hedgepeth, comenzó su audiencia 9 años después del asesinato.

Cabe destacar que los hechos ocurrieron el 7 de septiembre de 2012, cuando Salguero-Olivares mató a golpes en un apartamento a Hedgepeth, de 19 años.

“Se alega que el acusado golpeó y asesinó a Faith Hedgepeth de manera ilegal, intencionada, criminal, con malicia y previsión”, dijo la fiscal Deberry.

El detenido está siendo acusado de asesinato en primer grado y llevó su primera comparecencia en la sala del tribunal mediante una videoconferencia.

Además, el acusado tiene una condena previa por conducir en estado de ebriedad en el condado de Wake, misma de la que fue declarado culpable en 2014.

Deberry pidió que Salguero-Olivares continuara detenido sin derecho a fianza, situación a la que el defensor público Ernest Smith estuvo de acuerdo.

“Con base en las pautas de este tribunal, entendemos que ninguna fianza es estándar”, señaló Smith.

De igual forma estuvo de acuerdo el juez de distrito del condado de Durham, Pat Evans, quien ordenó que se le detuviera sin fianza.

La próxima audiencia está programada para el 7 de octubre.

Salguero-Olivares fue arrestado el pasado jueves 16 de septiembre.

Los familiares de la víctima se mostraron contento con la decisión de las autoridades: “Cuando recibí la noticia, no hice nada más que llorar y agradecer a Dios".

“Cuando lloré, fueron lágrimas de alegría, lágrimas de alivio, al saber que alguien había sido arrestado en su caso”, dijo Connie Hedgepeth.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Capturan a latino acusado del cruel asesinato de una estudiante de UNC-Chapel Hill hace 9 años

Pareja latina creó empresa criminal que defraudó por más de $400,000 a otros negocios

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario