En medio de una noche de celebración y juegos artificiales, en Raleigh, Carolina del Norte, una mujer fue herida de un disparo de arma de fuego.

El incidente se presentó la noche del 4 de julio, donde Alexandra Christie aseguró que “fue un milagro” el sólo haber sufrido de un moretón luego de que la impactara una bala.

“Sentí que algo que parecía del tamaño de una pelota de béisbol me golpeó a toda velocidad en la espalda y me dejó sin aliento”, dijo Christie a la policía.

El hecho ocurrió mientras Alexandra y un grupo de amigos disfrutaban de juegos artificiales en Scofield Drive, mientras estaba sentada en el patio trasero de su casa.

Tras recibir el impacto, Christie miró en el césped la bala que le dio en la espalda, causando únicamente un hematoma.

“Perdí mi negocio durante el Covid-19. Tan pronto como esa bala me golpeó, estaba como, 'Dios tiene un propósito para mí. Estoy aquí por una razón ", dijo la víctima.

“Porque si esa cosa me hubiera golpeado más fuerte, según el policía, me habría atravesado", añadió.

La policía comentó que el disparo provino de alguien que disparó a unas cuadras de distancia de la ubicación de Christie.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Más tiroteos en Chicago, reportan seis personas fallecidas y 11 heridos

Tiroteo en Fort Worth, Texas, dejó ocho heridos

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario