La familia de Karine donó sus órganos. (Foto: Journal da Record)

Lo que inició con una aplicación de tinte de cabello en un cambio de look terminó con la muerte de una mujer en Brasil.

Karine de Oliveira Souza, una mujer de 34 años, murió tres días después de sufrir una reacción alérgica a los químicos de un tinte para el cabello, de acuerdo al canal de televisión Jornal da Record.

Según testigos del suceso, minutos después de que comenzó el tratamiento Karine comenzó a sentir molestias y cosquilleo en las manos, por lo que pidió de inmediato que le retiraran el producto. Oliveira no podía respirar y tuvieron que llamar a la ambulancia.

El personal del salón declaró que Karine era una cliente frecuente que acudía a hacerse distintos tipos de tratamientos; sin embargo, era la primera vez que le aplicaban un tinte, por lo que no sabían que era alérgica.

Al llegar al salón de belleza, los paramédicos encontraron a Karine inconsciente, con las pupilas dilatadas, sin pulso y con cianosis, una condición que pone la piel morada por la falta de oxígeno.

Oliveira fue trasladada al hospital de emergencia, donde fue tratada por un paro cardíaco y después de tres días en el hospital en terapia intensiva, sufrió muerte cerebral.

La familia de Karine decidió donar sus órganos, los cuales fueron trasladado Central Estatal de Notificación, Recolección y Distribución de órganos de Goiás.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario