Las personas se encuentran en el festival sin ningún tipo de protección o distanciamiento social. (Foto: AFP)

Pareciera que fue ayer cuando comenzaron a circular las noticias sobre el brote de coronavirus en Wuhan, China, acompañadas de imágenes de una ciudad desierta y videos de la gente confinada en sus hogares.

Actualmente, en muchas partes del mundo se vive bajo estrictas medidas sanitarias, pero parece ser que no es el caso de Wuhan, epicentro mundial de la pandemia de COVID-19, donde ya asisten a festivales de música sin ningún tipo de protocolo de seguridad o distanciamiento social.

Miles de chinos se dieron cita en el Wuhan Maya Beach Water Park, que ofreció un festival de música después de 76 días de haber permanecido cerrado por la pandemia de coronavirus.

Las increíbles imágenes muestran a la multitud disfrutando de la fiesta sin guardar distanciamiento social o utilizar mascarilla sanitaria. Un hecho difícil de creer después de ser la primera ciudad afectada por el virus.

A pesar de que las albercas se ven abarrotadas, el parque solo estaba funcionando con el 50% de su aforo. Según información de AFP, las mujeres estaban ingresando gratis.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario