Una madre y una hija de California fueron acusadas de asesinato, luego de que ambas practicaran una cirugía plástica casera a otra mujer, causándole la muerte.

Las mujeres fueron identificadas como Libby Adame y Alicia Galaz, quienes le pusieron un implante de trasero a Karissa Rajpaul, de 26 años.

Las mujeres, quienes residen en Los Ángeles, llevaron a cabo una cirugía no autorizada, por lo que Karissa murió por una disfunción cardiopulmonar e inyecciones de silicona intramuscular e intravascular.

Según los reportes, Karissa ya se había sometido a dos procedimientos caseros, pero murió el mismo día que le realizaron un tercer procedimiento.

Además, de acuerdo con ABC7, los investigadores creen que Adame y Galaz utilizaron sustancias químicas peligrosas, que habrían mezclado con sustancias utilizadas por médicos cosméticos calificados.

ABC7 también reportó que Karissa llegó a Los Ángeles desde Sudáfrica con el sueño de trabajar en el cine para adultos.

La madre e hija, de 51 y 23 años respectivamente, fueron arrestadas, acusadas de asesinato y liberadas luego de una fianza, de acuerdo con People.

Los investigadores están buscando a cualquier otra posible víctima de este dúo madre e hija de California que mataron a una mujer en una cirugía plástica casera.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario