Paola Schietekat Sedas, una intelectual latina, sufrió abuso sexual cuando trabajaba en Qatar para el  Comité Organizador de la Copa Mundial de Futbol 2022.

Sin embargo, en lugar de castigar a su agresor, las autoridades qataríes condenaron a Sedas a siete años de prisión y 100 azotes.

Afortunadamente, la mexicana Paola logró salir de Doha, donde según ella tenía su “trabajo soñado”. La también economista, antropóloga y politóloga, considera su caso como una gran injusticia.

En un artículo, Schietekat Sedas cuenta cómo sufrió  el abuso el 6 de junio de 2021, acto que le hizo recordar cuando en su adolescencia fue abusada por su primer novio.

“Tenía 16 años cuando mi primer novio me encerró en su departamento, me violó y amenazó con matarme después de darme una paliza que dejó marcas visibles por varias semanas, todo por un arranque de celos”, contó Paola para demostrar el constante abuso a las mujeres alrededor del mundo.

Sedas contó cómo a pesar del abuso sintió culpa debido a que a su edad no podía racionalizar lo que acababa de sufrir.

“Recuerdo el camino de regreso a mi casa, pensando en qué iba a decirle a mis papás para justificar las horas en las que no les contesté el teléfono, en cómo iba a ocultar las marcas, porque claramente sentía que era mi culpa, y porque era una niña, sin la capacidad de racionalizar que lo que acababa de vivir era un intento de feminicidio, y porque era una víctima de violencia sexual, que interiorizó, como hacen muchas, la culpa y la vergüenza de lo sucedido”, agregó.

Paola confesó que pese a la impotencia que sentía, nunca denunció a su agresor.

“En esos diez años, mi agresor se casó y tuvo una hija. Me enfurecí conmigo misma por no haber denunciado, por no haberme querido y respetado lo suficiente como para denunciar a alguien que hizo semejante daño. No faltaron ocasiones en las que, personas en quienes confié mi testimonio, me preguntaron, extrañados, por qué no había denunciado. Eso sólo añadía leña a un fuego que ni siquiera yo había iniciado, y que tampoco me correspondía apagar”, explicó.

Con un gran carácter adquirido, Schietekat Sedas continuó con su exitosa vida, que se destacaría por su trayectoria escolar. Estudió carreras como Relaciones Internacionales, Ciencias de la Conducta, Antropología y Políticas Públicas en México y en el extranjero, en universidades en Kuwait y en Oxford.

Su impecable trayectoria académica la llevó a ser contratada como economista conductual en el Comité Organizador del Mundial de Qatar 2022.

¿Cómo fue abusada la joven latina?

Paola tenía el trabajo de sus sueños, pero la vida le tenía otro gran obstáculo. La noche del 6 de junio de 2021, un conocido que consideraba su amigo y que pertenece a la comunidad latina en Doha, se metió a su apartamento mientras dormía para abusar de ella.

“Después de un forcejeo breve, pues su fuerza sobrepasaba la mía, terminé en el piso. Horas después, me salieron moretones en todo el brazo izquierdo, el hombro y la espalda. Mantuve la cabeza fría: le avisé a mi mamá, a un colega del trabajo y documenté todo con fotos, para que mi memoria, en un intento de autoprotección, no minimizara los eventos o borrara por completo parte de ellos”, detalló.

A diferencia del abuso recibido en su adolescencia, Schietekat Sedas decidió denunciar lo sucedido de inmediato.

¿Qué dijeron las autoridades de Qatar?

Paola fue a la policía junto con el Cónsul de México en Catar, Luis Ancona, con un certificado médico que demostraba que fue abusada sexualmente.

Días después la llamaron a la estación para encararla con su agresor, quien aseguró que eran novios y que el acto sexual fue consensuado.

Fue así como la latina pasó de ser acusadora a acusada.

Increíblemente, la policía desestimó la violación y se centró en el delito de relaciones extramatrimoniales.

El 25 de junio de 2021, Paola logró salir de Qatar y regresar a México con ayuda del Comité Organizador del Mundial y de Human Rights Watch. 

Las autoridades mexicanas no le brindaron apoyo a pesar de que denunció la incompetencia del Cónsul.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com