Al igual que la polémica leyenda del boxeo, Mike Tyson, un boxeador marroquí de la categoría de los pesos pesados intentó morderle la oreja a su rival en su primera pelea en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Al final del tercer y último asalto de un combate que iba perdiendo, Youness Baalla intentó emular la famosa escena que pasó a la historia, cuando Tyson arrancó un pedazo de la oreja de su rival, Evander Holyfield, en 1997.

 Afortunadamente todo quedó en un intento y Baalla vio como el referee levantó la mano del vencedor David Nyika, de Nueva Zelanda, que pasó a los Cuartos de Final por decisión unánime.

“No me dio un bocado completo. Por suerte, llevaba el protector bucal y yo estaba sudando (...) creo que intentó alcanzar el pómulo. Probablemente solo se llevó la boca llena de sudor", contó Nyika.

El árbitro no vio el incidente, que sólo fue captado por las cámaras de televisión. Baalla no fue penalizado durante la pelea, pero Nyika ganó con comodidad de todas formas.

“El fragor de la batalla puede sacar lo mejor y lo peor de las personas. Esto forma parte del deporte. Yo no tengo nada más que respeto por mi rival y puedo apreciar la frustración de debe haber sentido", agregó el neozelandés.

Nyika se medirá al bielorruso Uladzislau Smiahlikau el viernes por un boleto a los combates por las medallas.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario