Harris también es encargada de la crisis migratoria. (Foto: AP)

Joe Biden anunció este martes que Kamala Harris se encargará de liderar la iniciativa de su gobierno para proteger el derecho al voto, debido a que la legislación de reforma electoral federal peligra en medio de un Senado dividido.

El presidente aseguró que con Kamala Harris a cargo, las reformas de protección al voto "abordarán lo que queda en el alma manchada de Estados Unidos".

"Con su liderazgo y su apoyo, vamos a superar de nuevo", Biden a los habitantes y sobrevivientes de la masacre en Tulsa, Oklahoma.

Por su parte, Harris aseguró que trabajará junto con legisladores y organizaciones para arreglar el asunto.

"En los días y semanas venideros, involucraré al pueblo estadounidense y trabajaré con organizaciones de derechos al voto, organizaciones comunitarias y el sector privado para ayudar a fortalecer y elevar los esfuerzos sobre el derecho al voto en todo el país. Y también trabajaremos con miembros de Congreso para ayudar a promover estos proyectos de ley. Nuestra Administración no se mantendrá al margen cuando se enfrente a cualquier esfuerzo que impida que los estadounidenses voten", aseveró la vicepresidenta.

Biden encargó a Harris la crisis migratoria

No es la primera vez que Biden asigna a Harris una tarea de este nivel de trascendencia. En marzo, el mandatario anunció que Kamala Harris se encargaría de la crisis migratoria y los esfuerzos diplomáticos en el Triángulo Norte de Guatemala, El Salvador y Honduras. Consigna que la vicepresidenta tomó en medio de los números más elevados de niños migrantes no acompañados que ingresaban al país.

Biden describió como "no estadounidenses" los intentos encabezados por los republicanos por implementar nuevos límites a las elecciones luego de la derrota del expresidente Donald Trump en 2020.  El pasado fin de semana pasado en Texas, republicanos protestaron para eliminar efectivamente un proyecto de ley de votación restrictiva.

"Los legisladores de Texas presentaron un proyecto de ley que se une a Georgia y Florida para promover una ley estatal que ataca el derecho sagrado al voto. Es parte de un asalto a la democracia que hemos visto con demasiada frecuencia este año, y que a menudo se dirige de manera desproporcionada a los estadounidenses de raza negra y morena", dijo el mandatario.

El líder demócrata solicitó a grupos de derechos electorales que "redoblen sus esfuerzos ahora para registrar y educar a los votantes",  asegurando que su gobierno "intensificará los esfuerzos" para hacerle frente al "asalto sin precedentes" a la votación.

"Tendré más que decir sobre esto en una fecha posterior", puntualizó.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario