Honda anunció que retirará del mercado 724,826 camionetas y SUV para solucionar un problema con el capó que podría causar accidentes. 

De acuerdo con la explicación que brindó Honda a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), el capó puede abrirse mientras se conduce, lo cual sería fatal en algunos casos. El principal peligro está en que según la marca, la apertura repentina es posible "al conducir en autopista a alta velocidad"

Los modelos a los cuales se les comprobó esta falla son: Passport 2019 (18,704 unidades), Pilot 2016-2019 (557,309 vehículos) y Ridgeline 2017-2020 (148,813).

Al momento no se han reportado lesiones o accidentes como resultado del problema.

La marca contactará a los propietarios mediante el correo a partir de mediados de enero y les brindarán cita para que lleven su vehículos a reparar. Es posible que en algunos casos se tenga que hacer un cambio completo de la pieza.

Además del retiro, Honda emitió una orden de suspensión de la venta a los concesionarios desde el 30 de noviembre. Antes de reanudar se deberá corregir el problema reparando o sustituyendo el capó.

Honda comenzó una pesquisa técnica a finales del 2017, pero fue en 2021 cuando dieron con el problema. Los vehículos nuevos ya están sujetos a los ajustes pertinentes.

Si usted es propietario de un vehículo de la marca visite estas páginas y verifique si está sujeto a la retirada: NHTSA y Honda.

Te puede interesar: Viral: Tesla queda atrapado en una inundación, empresa compensa a usuario con $1.5

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario