María Malverio, de 19 años, ofrece a su novio de 21, Diego Goncalves, un baile erótico. El hombre acepta el ofrecimiento, por lo que acuerda ir a un apartamento para encontrarse con su pareja y con Mariana Fonseca, una amiga de ambos de 23 años.

Luego de encontrarse, las dos mujeres amarran al hombre a la silla. Inesperadamente, en lugar de comenzar el baile lo estrangulan con fuerza hasta que termina inconciente y le cortan los dos dedos de la mano para acceder a su cuenta de banco y robarle el dinero.

Así fue cómo en Lisboa, Portugal, dos mujeres ingresaron a la cuenta para robar el dinero que el hombre había heredado. Lo ocurrido ahora tiene en suspenso a todos, así como acusadas a las dos mujeres por homicidio, secuestro, fraude y usurpación de identidad.

Lo escalofriente no fue solamente que lo asesinaron, sino que descuartizaron su cuerpo para ocultarlo durante días. Cansadas, arrojaron al mar de Sagres los restos del hombre. Lo que no sabían es que las aguas estuviesen bravías, lo que provocaría que sus restos se dispersaran por la costa.

En cuanto encontraron los restos del hombre, los policias apuntaron de inmediato a las dos mujeres. Ambas habían dicho en las redes sociales que Goncalves se había suicidado. Luego del arresto las dos mujeres están a la espera de la investigación. Hasta el momento, apunta a que el asesinato se planeó para robarle los 79,000 dólares que heredó una vez su madre murió en 2016.

En caso de ser culpabilizadas por el asesinato de Goncalves, las dos mujeres estarían hasta 25 años en prisión. El joven a quien asesinaron trabajaba en un hotel. Mientras, una de las dos mujeres era enfermera.

Para noticias similares accedan a La Noticia.

Luis Méndez

Luis Joel Méndez González es un integrante del Google News Initiative Fellowship este 2020. Fue parte del ProPublica Emerging Reporters, así como integrante de los Latino Reporters de la Asociación...

Deja un comentario