El PlayStation 5 alcanza precios muy elevados en algunos países. (Pixabay)

La consola de Sony, PlayStation 5, se ha convertido en objeto de deseo de chicos y grandes. Con precios que van desde los 399 a los 499 dólares, e incluso más caro en algunos países, el PS5 es una compra que algunas familias o parejas analizan antes de hacerla.

Ante la posible negativa de algunas parejas, hay casos que una de las partes realiza la compra a escondidas. Como la peculiar historia de un hombre en Taiwán que compró el PS5 bajo engaños, asegurándole a su esposa que se trataba de un purificador de aire.

Sin embargo, la mentira salió a la luz después de que su esposa se dio cuenta de que el extraño "purificador de aire" no cumplía con su función. Después de investigar, la mujer descubrió que se trataba del nuevo PlayStation 5 y obligó a su esposo a devolverlo.

El curioso caso ocurrió en Taiwán y fue contado en Facebook por Jin Wu, quien le compró la consola al sujeto que fue obligado por su esposa a devolverla.

Un PlayStation 5 a una oferta increíble

Con ganas de comprar el videojuego en boga, pero con un reducido presupuesto, Wu no podía creer cuando se cruzó con la gran oferta de un PS5 de segunda mano, en excelentes condiciones y a un gran precio.

Sin pensarlo, contactó al vendedor para realizar la compra. Llegado el día de la transacción le preguntó al vendedor por qué vendía el PlayStation 5 tan barato. El sujeto confesó que la adquirió gracias a una oferta en una tienda en línea. Wu pensó que el hombre compró dos y que estaba vendiendo una.

"No, fue la única que conseguí. Es que mi mujer quiere que la venda", respondió el vendedor para la sorpresa de Wu.

El sujeto le contó su triste historia: engañó a su esposa para comprar el PlayStation, pero después de unos días se dio cuenta. Ahora tenía que venderlo para evitarse problemas.

"Parece que las mujeres aún pueden notar la diferencia entre una consola PS5 y un purificador de aire", le dijo el sujeto con sentimiento a Jin.

"Me quedé callado después de ver la mirada en sus ojos. Podía sentir su dolor", detalló Wu.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario