Muchas veces, aunque sea de broma, se dice que las mamás y los papás siempre tienen lista una chancla o la mano para darle nalgadas a sus hijos y corregirlos, sin embargo, un estudio asegura que estas causan depresión y alcoholismo una vez que son adultos.

Así lo aseguró un estudio llamado "Nalgadas y deterioro de la salud mental de los adultos: el caso de la designación de las nalgadas como una experiencia infantil adversa".

El estudio revela que los golpes, incluidas las nalgadas llevan a los niños a un sentimiento de amenaza y miedo que los lleva a confundir la diferencia entre amor y la violencia.

Los científicos señalan que los niños golpeados, incluidos a los que se les dan nalgadas, tienen mayores probabilidades de desarrollar depresión una vez que son adultos, así como de intentos de suicidio, abuso de alcohol y drogas.

"Se ha descubierto que la práctica de las nalgadas, como forma de disciplina, es potencialmente dañina y ahora está prohibido en 51 países o áreas de todo el mundo".

"Los informes de nalgadas también han demostrado una asociación con un mayor riesgo de que un niño sea abusado físicamente (...) las nalgadas también se asocian con el riesgo de sufrir otras formas de maltrato, como la agresión psicológica, el abuso sexual y actos de negligencia física y emocional", asegura el estudio.

El estudio se realizó con los datos de 8,300 adultos de entre 19 y 97 años, quienes respondieron a preguntas sobre sus experiencias negativas en la niñez y problemas físicos y mentales en su vida adulta.

Si alguna vez te dieron nalgadas, cuéntanos qué te parece el estudio que asegura que pueden causar depresión y alcoholismo en los niños que las recibieron.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario