El Papa Francisco celebraba este viernes su cumpleaños número 85, un hito en medio de la pandemia del coronavirus, un cirugía intestinal a la que fue sometido en verano y otras adversidades históricas.

Sin embargo, Francisco sigue fuerte y hace poco concluyó un rápido viaje a Chipre y Grecia tras las giras en Irak, Eslovaquia y Hungría. Ha puesto en marcha un proceso de consulta de dos años sin precedentes entre los fieles católicos para acercar a la Iglesia a los legos, y no parece que vaya a aminorar su campaña por hacer del mundo tras la pandemia un lugar fraternal donde se prioriza a los pobres, con una economía más justa y más respetuoso con el medio ambiente.

“Veo mucha energía”, dijo el reverendo Antonio Spadaro, uno de los comunicadores jesuitas que tienen la confianza de Francisco.

“Lo que vemos es la expresión natural, el fruto de las semillas que ha plantado”, agregó.

Pero Francisco también está rodeado de problemas en casa y en el extranjero y enfrenta una oposición continuada de la derecha conservadora católica. Como respuesta, el papa ha adoptado un tono menos afable.

Tras pasar los primeros ocho años de su papado tratando de persuadir con amabilidad a los jerarcas de la iglesia para que asuman la prudencia financiera y la gobernanza responsable, Francisco pasó a medidas más firmes y parece decidido a mantener esa línea.

Desde su último cumpleaños, Francisco ordenó reducir un 10% el salario de todos los cardenales y recortó en menor medida los sueldos de los empleados del Vaticano, en un intento de reducir el déficit presupuestario de 50 millones de euros (57 millones de dólares) del Vaticano. Para combatir la corrupción, impuso un tope de 40 euros (45 dólares) a los regalos a personal de la Santa Sede.

También aprobó una ley que permite que cardenales y obispos sean procesados por el tribunal lego del Vaticano, lo que plantea el escenario para el próximo juicio a su antiguo asesor, el cardenal Angelo Becciu, acusado de delitos financieros.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario