Los estadounidenses y las estadounidenses se encuentran a la espera de los potenciales efectos del COVID-19 en el presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, que se encuentra en más riesgo que el resto de la población promedio debido a su peso y a su edad.

Pese a que la Casa Blanca ha reiterado que el presidente se encuentra en buen estado, ¿que sucedería en caso de que pierda sus facultades para ejercer sus funciones mientras se recupera?

La Constitución de Estados Unidos cuenta con la 25ta Enmienda la cual asegura la continuidad del liderato cuando el presidente o la presidenta resulta incapacitada o muera, de acuerdo con Prensa Asociada. Esta enmienda se aprobó en El Congreso en 1967 tras la muerte del expresidente, John F. Kennedy, en 1963. Fue una promesa de campaña de Lyndon B. Johnson, a quien recayó el poder tras la muerte del expresidente y quien fue reelecto para ejercer durante un cuatrienio completo.

No obstante, las transferencias de poder que han ocurrido han sido breves. Estas transferencias han sucedido, en particular, durante procesos quirúrgicos.

La primera ocasión en la que se invocó fue durante el segundo mandato del entonces presidente, Ronald Reagan, mientras se sometía a una cirugía de cáncer de colón en 1985. De acuerdo con BBC Mundo, el poder lo ocupó durante ocho horas el vicepresidente, George H.W. Bush.

¿Qué sucede si un candidato presidencial muere antes de las elecciones?

La segunda ocasión fue en 2002 cuando el expresidente, George W. Bush, utilizó la sección 3 de la enmienda para transferirle el poder temporalmente a su vicepresidente, Dick Cheney, durante una colonoscopía. Luego se lo entregó de nuevo, en 2007, tras someterse a otra colonoscopia.

Para transferir el poder temporalmente como hicieron tanto Bush como Reagan, el presidente tiene que enviar una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, así como al presidente pre tempore del Senado, Chuck Grassley, en la que mencione que debido a su condición médica no puede ejecutar sus poderes o deberes en el cargo.

En ese momento, el vicepresidente se convierte en presidente en funciones hasta que el presidente envía otra carta en la que aclare que se encuentra listo o lista para reincorporarse.

De acuerdo con la línea de sucesión presidencial, el nuevo presidente en caso de Trump no poder continuar en el poder sería Mike Pence. En caso de no ser Pence, la siguiente en línea sería la presidente de la Cámara de Representantes, Pelosi. En caso de ninguno de los dos poder, sería el presidente pro tempore del Senado, Grassley.

La Noticia redactó con información de Prensa Asociada y BBC Mundo.

Luis Méndez

Luis Joel Méndez González es un integrante del Google News Initiative Fellowship este 2020. Fue parte del ProPublica Emerging Reporters, así como integrante de los Latino Reporters de la Asociación...

Deja un comentario