El uso obligatorio de la mascarilla protectora en las escuelas se ha convertido en tema de conversación entre las autoridades de Carolina del Norte.

Mientras que la gente que está a favor se une a los médicos para solicitar al gobernador Roy Cooper que exija el uso de mascarillas en los salones de clases, otro grupo de doctores locales presiona a los miembros de la junta escolar en un distrito del área de Charlotte para que la mascarilla sea opcional.

Médicos por Máscaras de Carolina del Norte iniciaron una petición en change.org, donde piden a Cooper “acudir en ayuda de las comunidades” y emitir una orden estatal para el uso de mascarilla en las aulas de clases.

“El aprendizaje virtual afectó a los educadores, los niños y los padres, y los expertos están de acuerdo en que se debe hacer todo lo posible para devolver a los niños al aula y hacerlo mediante una estrategia de mitigación en capas, que incluye la vacunación de todos los que están enmascaramiento elegible y universal. En las últimas semanas, hemos visto que los enfoques de 'máscara opcional' fallan una y otra vez ", dice la petición.

La semana pasada se registró el mayor brote de COVID-19 en una escuela o guardería de Carolina del Norte. En el condado de Union, autoridades de la escuela autónoma de Monroe revirtieron su decisión del uso opcional de mascarilla luego de un contagio de más de 100 estudiantes.

Un dato a remarcar es que en el condado de Union, menos de la mitad de la población está vacunada y su tasa de contagios es más alta que el promedio estatal.

Por su parte, Roy Cooper ha atribuido el aumento de casos de COVID-19 en el estado a las personas que no se han vacunado. Incluso, ha exigido comprobante de vacunación a algunos empleados estatales.

Sin embargo, el mandatario no ha restablecido una orden de uso de mascarilla en Carolina del Norte. En pleno regreso a clases, 28 de los 115 distritos del estado no solicitan mascarilla protectora en las escuelas.

Uso de mascarilla en Charlotte

En el caso de Charlotte, las juntas escolares de los condados de Catawba, Iredell y Union han decidido no exigir mascarillas.

Un grupo de 35 médicos, todos con hijos en escuelas públicas en el condado de Union, redactaron una carta a la junta escolar del distrito en la que acusan a sus miembros de ignorar la experiencia con la pandemia y poner a todos en riesgo con su decisión.

En el documento, firmado por "Padres médicos de UCPS", se cita el aumento de los contagios, hospitalizaciones, problemas de escasez en el personal médico y salas de emergencia, así como la salud infantil como prioridades que no deberían de ignorarse.

Ocho de los doctores del grupo declararon bajo anonimato al Charlotte Observer y confesaron temer por posibles represalias en su contra.

“Desafortunadamente, en el pasado reciente, los médicos y profesionales de la salud que abogan por las máscaras en las escuelas han sido objeto de acoso en línea / redes sociales por expresar sus opiniones. Algunos incluso han sido blanco de amenazas verbales / físicas en sus lugares de trabajo por 'hablar' a favor de las máscaras en las escuelas”, dijo uno de los médicos.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario