Un padre enfurecido golpeó a un cura al punto de fracturarle el cráneo por tocar de forma indebida a su hijo de 9 años.

Michael Coghill, de 33 años, pasó por una parada de bus escolar en la ciudad de Oklahoma y tocó a un niño de forma incómoda. El menor le contó a su papá que en otras ocasiones el cura trotaba por el área, así que decidió estacionarse cerca para observar si ocurría de nuevo.

Por segunda ocasión el pastor tocó al niño ante la mirada del padre, quien no esperó a la policía para darle su merecido. En defensa del menor le propinó una paliza que lo dejó con el rostro morado y fractura de cráneo.

La policía explicó que el sospechoso fue detenido en el acto. No se dieron detalles de si hubo casos previos con otros niños.

Entretanto, la Iglesia de Cristo de Lakehoma adonde pertenecía el pastor, informó que lo relevaron de sus funciones, aunque aseguró que tenía un historial limpio.

En un comunicado en Facebook la iglesia expresó:

"Nuestros corazones están con la familia y el niño involucrado en el incidente. Alentaríamos a todos a orar por esta familia durante un momento muy difícil en sus vidas".

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario