Las escuelas públicas de todo el estado están experimentando una escasez de psicólogos debido a la falta de financiamiento y candidatos para puestos vacantes, según un informe del Departamento de Instrucción Pública del estado (DPI, por sus siglas en inglés).

Esto ha limitado los servicios que las escuelas pueden proporcionar a los estudiantes, un problema agravado por los efectos de la pandemia COVID-19.

Los psicólogos ofrecen servicios dirigidos a mejorar la salud mental de los estudiantes y su éxito dentro y fuera de las aulas. Estos incluyen asesoramiento, iniciativas de prevención del suicidio, y trabajar con maestros para mejorar los entornos de aprendizaje de los estudiantes.

Escasez de psicólogos escolares en Carolina del Norte

La Asociación Nacional de Psicólogos escolares recomienda una proporción de un psicólogo escolar por cada 500 estudiantes. Según Lynn Makor, consultora de psicología escolar del DPI, la proporción de Carolina del Norte es de un psicólogo escolar por cada 1,800 estudiantes.

Según el informe del DIP, la relación también cambia significativamente entre los distritos, y algunos distritos alcanzan una relación de 1 a 4,500. Unos 42 distritos escolares informaron que tenían sólo un psicólogo, ninguno, o sólo a tiempo parcial.

El condado de Bladen, que se encuentra entre Fayetteville y Wilmington, cuenta con 13 escuelas públicas y más de 4,000 estudiantes, con un solo psicólogo.

Muchos psicólogos escolares trabajan dentro de los programas de los distritos o escuelas para estudiantes con discapacidades. Se requiere una licencia de psicólogo escolar para muchos de los servicios de evaluación necesarios para determinar si un estudiante es elegible para unirse a un programa de educación especial.

“Es solo que las cifras, a medida que crecen, hacen que sea muy difícil para el psicólogo escolar ser tan accesible como debería ser para poder apoyar otras piezas del sistema”, dijo Makor al Charlotte Post. "Así que esa es la frustración que tiene nuestro campo y que sigue teniendo como resultado nuestras cifras".

Sin solución a corto plazo

Makor dijo que los psicólogos escolares de Carolina del Norte enfrentan una disparidad salarial en comparación con el nivel de capacitación requerido para calificar para el puesto, que incluye un título de un programa de capacitación específico para la psicología escolar, ofrecido por sólo cinco universidades públicas en el estado.

La escasez eventualmente afecta la satisfacción laboral, ya que los psicólogos escolares se encuentran incapaces de proporcionar servicios integrales, lo que Makor llamó un "círculo vicioso".

"Incluso fuera del factor de pago, quieren al menos ser capaces de servir a los niños de la manera en que fueron entrenados para poder proporcionar esta gama de servicios" dijo Makor. “Es difícil cuando no te sientes como si estuvieras en condiciones de llegar hasta allí.”

Zila Sanchez

Zila Sanchez

Es graduada de Ciencias del Periodismo y Comunicación Social (Multimedia) de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte. Es miembro del cuerpo de periodistas de Report for America...

Deja un comentario