La ley actual permite que niños de entre 6 y 9 años puedan ser enjuiciados en los tribunales para menores en Carolina del Norte. Pero ahora una gestión bipartidista elevará la edad mínima penal a 10 años.

Carolina del Norte tiene la edad penal más baja en todo Estados Unidos. Los legisladores fijaron los 6 años como la edad mínima para enjuiciamiento en el estado en 1979, durante un período de endurecimiento de las leyes penales.

En un período reciente, del 2016 al 2019, se presentaron más de 2,100 querellas contra casi 1,150 menores de 10 años. El Departamento de Seguridad Pública del estado revela una carga en contra de muchos niños negros con acusaciones de forma desproporcionada.

Los datos muestran que 211 niños de entre 6 y 8 años comparecieron ante un juez, y 54 fueron declarados responsables. No obstante, ningún menor de 10 años llegó a estar tras rejas en ese tiempo.

Edad penal en Carolina del Norte afecta el futuro de los niños

Activistas y legisladores temen que en sí una comparecencia en las cortes pueda causar daños duraderos a los niños.

La probabilidad de que ellos carezcan de capacidad legal es tan alta y el potencial real de daños reales al desarrollo de identidad es también muy elevado”, dijo Barbara Fedders, directora de la Clínica de Justicia Juvenil en la facultad de derecho de la Universidad de Carolina del Norte. “Los estamos perjudicando si no podemos encontrar una forma mejor de lidiar con esos problemas que enjuiciamiento”.

En 2014, la clínica de Fedders representó a un niño de 6 años del área de Raleigh que lanzó una piedra contra una ventana en un apartamento vacío. Asustado y lejos de su madre, el niño, que es negro, se lo confesó a un policía. El dueño de la propiedad quería dinero por la ventana, así que, en los meses siguientes, el niño y su padre comparecieron en la corte dos veces. La clínica logró que la causa fuera desestimada argumentando que los menores de 7 años son incapaces de tener intención criminal.

La representante estatal demócrata Marcia Morey, una exjueza, recuerda a niños en su corte sentados en sillas demasiado grandes para ellos, con las piernas colgando, dibujando en libros de colorear y llorando. Lo más alarmante para ella fue un caso que desestimó en 2010 contra un niño de 7 años, uno de 8 y otro de 10 que tiraron dados contra un edificio de viviendas públicas.

Me quedé boquiabierta. Llevaron a esos niños a la corte por lanzar dados”, dijo Morey.

Connecticut, Maryland y Nueva York fijan la edad mínima penal en 7 años. Doce estados permiten que niños de 10 años en adelante tenga juicios en el sistema juvenil. Tres estados tienen una edad mínima de 8 y un estado tiene su edad mínima en 11 años.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario