Las autoridades en un país de Asia han decidido iniciar un gran sacrificio de hámsteres, luego de que comenzaran a sospechar que son el origen de un brote de COVID.

Este suceso, que ha sucedido específicamente en Hong Kong, en China, y ha indignado a cientos de personas, pero ha sido una de las últimas medidas emitidas por las autoridades locales.

El líder de la ciudad, Carrie Lam, advirtió que las infecciones de COVID podrían estar creciendo exponencialmente en una parte de la ciudad luego de que varios hámsteres domésticos dieron positivo al coronavirus.

En esta ciudad el crecimiento de la variante Delta fue relacionado con un trabajador de una tienda de mascotas, lo que llevó a los servicios de salud a evaluar a los hámsteres.

"Entiendo que los dueños de las mascotas no estén contentos, pero es del mayor interés público controlar la pandemia", dijo Lam en un comunicado.

De acuerdo con los medios locales, unos 2,000 hámsteres y otros mamíferos pequeños serán sacrificados debido al brote COVID relacionado con la tienda de mascotas.

Por otra parte, miles de personas han firmado una petición en contra de la medida aunque las autoridades advierten que este es un ejemplo de la transmisión de COVID de animales a humanos.

Hasta el momento, se ha demostrado que el virus que causa la COVID-19 puede ser contraído por animales como perros, gatos, tigres, leones, hurones y roedores.

A finales del 2020 millones de visones en Dinamarca fueron sacrificados por temor a que las mutaciones del virus pudieran ocurrir dentro de los animales.

Como parte de su política "cero COVID", Carrie Lam también le pidió a las personas evitar las reuniones por el Año Nuevo Lunar, que se celebra en China el 1 de febrero.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario