El director de un internado fue condenado a muerte por violar a al menos 13 niñas.

Henry Wirawan había sido declarado culpable por un panel de 3 jueces en febrero pasado y condenado a cadena perpetua.

El incidente se registró en Indonesia, donde un tribunal superior concedió una apelación de los fiscales y lo condenaron a muerte en lugar de la cadena perpetua.

El director, que fue condenado a muerte, fue acusado de violar a 13 niñas, de entre 11 y 14 años entre el 2016 y el 2021.

Las violaciones se habrían llevado a cabo en la propia escuela, en hoteles y apartamentos alquilados en la ciudad de Bandung, en la provincia de Java Occidental.

A pesar de la distancia, el caso ha sonado en todo el mundo, incluido Estados Unidos, ya que como resultado de las violaciones al menos 9 bebés nacieron.

Los jueces del Tribunal Superior de Bandung estuvieron de acuerdo, en un fallo del lunes, con la apelación de los fiscales para la pena de muerte, además de la incautación de los bienes de Wirawan.

Los bienes serán subastados en beneficio de las víctimas y sus hijos mientras que los 9 bebés que nacieron deben ser entregados a la Procuraduría de Protección de la Niñez y la Mujer con una evaluación periódica hasta que "las víctimas estén mentalmente preparadas para cuidar a sus hijos y la situación permita que sus hijos sean devueltos al hogar".

"Lo que había hecho había causado trauma y sufrimiento a las víctimas y sus padres. El acusado había empeñado la reputación de los internados islámicos", publicó el tribunal en su sitio web el martes.

El abogado de Wirawan dijo que aconsejará a su cliente para apelar la sentencia ante la Corte Suprema y tienen 7 días para hacerlo antes de que la decisión judicial sea definitiva.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com