asesino serial méxico víctimas monstruo de atizapán
Ap Foto / Fernando Llano

Los investigadores que realizan las tareas de excavación en la casa de un presunto asesino serial en México, a las afueras de la Ciudad de México, revelaron el sábado haber encontrado 3,787 fragmenos óseos, al parecer pertenecientes a 17 víctimas.

Los fiscales en el Estado de México, donde fueron encontrados los restos, han insinuado que los hallazgos podrían no terminar ahí.

Desde el 17 de mayo, las autoridades han hecho excavaciones en los pisos de la casa donde vivía el supuesto feminicida.

Además, las autoridades ampliarán la búsqueda hacia el suelo de otras habitaciones que el hombre alquilaba en la misma propiedad.

Como en una cinta de terror, en la vivienda también encontraron credenciales de identificación y pertenencias de mujeres desaparecidas hace años.

De acuerdo con las autoridades, la cantidad de fragmentos óseos hallados debajo de los pisos de concreto en la casa del sospechoso implica que los cadáveres quizá fueron descuartizados.

Se señala que "Andrés", como fue dado a conocer, era carnicero y se reportó que su última víctima fue destazada y fileteada.

La fiscalía se encuentra trabajando en la limpieza de los restos óseos para después identificar a qué parte del cuerpo pertencen, sin embargo, hasta el momento, los ánalisis han arrojado la posibilidad de que los restos sean de 17 víctimas, supuestamente del asesino serial de México.

Las autoridades no han dado a conocer el nombre completo del sospechoso, de 72 años, de acuerdo con la ley de México que protege la identidad.

Asesino serial de México: evidencia sugiere 17 víctimas

De acuerdo con las autoridades, el hombre fue capturado, luego de la desaparición de una mujer, que era esposa de un policía.

El día de su desaparición, la mujer había quedado de llevarlo a un mercado del centro de la capital mexicana para comprar suministros para su tienda, pero cuando la mujer no volvió, su esposo, el policía, sospechosó del carnicero de 72 años.

El policía accedió a las cámaras de vigilancia, que mostraron a la esposa entrando, pero no saliendo, a la calle donde estaba la vivienda del sospechoso.

Al acudir a su casa, el oficial confrontó al hombre y encontró los restos del cuerpo de su esposa.

Más tarde, los investigadores encontraron zapatos de mujer, maquillaje, 8 celulares, una lista de nombres, grabaciones de audio y video, lo que sugiere que podría haber grabado a sus víctimas.

Los fiscales afirman que continúan examinando los fragmenos óseos con la intención de extraer ADN y poder indentificar a las víctimas.

*Esta nota fue hecha con información de AP

También te puede interesar: El estrangulador de Taco Bell: el asesino más peligroso de las Carolinas y de Charlotte.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario