estrangulador de taco bell

El seudónimo de "El estrangulador de Taco Bell" podría sonar cómico, sin embargo, este apodo se trata del nombre que se le dio al asesino más peligroso en la historia de Charlotte.

Se trata de Henry Louis Wallace, quien actualmente tiene 55 años y es también conocido como The Taco Bell Strangler.

Originario de Carolina del Sur, su primer crimen tuvo lugar en 1990, en Barnwell, en su estado natal.

La primera de sus víctimas fue Tashonda Bethea, pero, al iniciar con una vida de crímenes, Henry Louis Wallace, el estrangulador de Taco Bell buscó más víctimas.

Henry se mudó a Charlotte, donde cometió asesinatos, además de violaciones, entre 1992 y 1994.

No se sabe con ciencia cierta cómo ocurrió el inicio de su violencia, pero se dice que su madre, cuando no tenía ganas de golpearlo, lo obligaba a que se azotara con cables junto con su hermana.

Wallace acudió a Barnwell High School, donde era un chico popular e incluso formó parte del consejo estudiantil.

Después de graduarse, en 1983, Wallace acudió a South Carolina Satate Collage, mientras trabajaba a la par como DJ en una estación de radio, sin embargo su carrera duró poco, luego de que fuera atrapado robando un disco.

¿Cómo se convirtió en el estrangulador de Taco Bell?

Luego de dejar la universidad, Wallace se unió a la reserva naval y, en 1985, se casó con su compañera de secundaria, Maretta Brabham.

Tras casarse, Henry comenzó a consumir drogas y, para pagarlas, robó casas y negocios.

Incluso, en Seattle, recibió cargos por robo. Además, en enero de 1988, fue arrestado por irrumpir en una ferretería.

Este no sería su último robo, pues unos años después, en 1991, se adentró a la escuela secundaria donde estudió y a la estación de radio donde trabajó como DJ para robar equipo de grabación de video.

Cuando su actividad criminal salió a la luz, Henry Louis logró una baja de la marina y en noviembre de 1992 se mudó a Charlotte.

Cronología de sus crímenes

El primer asesinato de Henry fue en 1990, cuando mató a Tashonda Bethea y arrojó su cuerpo a un lago. El cadáver de la mujer fue encontrado semanas después.

En mayo de 1992, Wallace recogió a una traficante de drogas, Sharon Nance y la mató a golpes. El cuerpo de la mujer fue encontrado días después al lado de unas vías del tren.

Un mes después, en junio, violó y estranguló a Caroline Love en su apartamento y se deshizo del cuerpo en una zona boscosa.

Fue el mismo Wallace quien, junto a su hermana, presentó un informe ante la policía de que la joven estaba desaparecida y pasarían más de 2 años para que el cuerpo fuera encontrado.

En 1993, Wallace mató a Shawna Hawk en su casa y, luego de asesinarla, acudió a su funeral.

Este fue el motivo por el que Henry recibió el apodo, ya que la joven trabajaba en Taco Bell, donde Wallace era su supervisor.

Pero este no fue el último crimen que cometió contra una de las trabajadoras, pues en junio del mismo año violó y estranguló a su compañera Audrey Spain.

Todo parece indicar que Wallace tenía una afición por llamar a la policía él mismo y por acudir a los funerales de sus víctimas, ya que en agosto de 1993 mató a otra joven, Valencia Jumper, amiga de su hermana.

Wallace quemó el cuerpo de Valencia para encubrir el crimen y acudió a su funeral.

El apodo de "El Estrangulador de Taco Bell" lleva en sí varios crímenes, pues en septiembre del 93, Wallace mató nuevamente a otra trabajadora de la cadena de alimentos.

Henry acudió al departamento de Michelle Stinson, una estudiante y madre soltera a quien violó y mató en frente de su hijo mayor.

Tras encontrar los cuerpos de dos mujeres en The Lake, la policía de Charlotte reforzó la seguridad, pero Wallace asesinó a una persona más, a Deborah Slaughter, a quien apuñaló 38 veces.

¿Qué fue de Henry Louis Wallace?

Henry fue arrestado el 13 de marzo de 1994 y confesó el asesinato de 10 mujeres en Charlotte.

De varias, describió su apariencia y los crímenes que cometió contra ellas, como robo y violación, además de los asesinatos.

El 7 de enero de 1997, Wallace fue declarado culpable del asesinato de 9 mujeres y el 29 de enero fue condenado a 9 penas de muerte.

Su condena en prisión no impidió que se volviera a casar, pues en 1998 contrajo matrimonio con una exenfermera de la prisión.

Wallace ha intentado en varias ocasiones anular sus condenas de muerte y ha dicho que sus confesiones fueron coaccionadas, pero en el 2000, la Corte Suprema de Carolina del Norte confirmó las condenas a muerte.

Con 9 asesinatos, Henry Louis Wallace se encuentra en la lista de los asesinos seriales más peligrosos de las Carolinas y el más peligroso en la historia de Charlotte.

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario