Una adolescente transgénero de Carolina del Norte se sometió a un registro sin ropa en un aeropuerto después de registrar un "falso positivo" en un control de seguridad. 

Jamii Erway tenía 15 años en 2019 cuando pasó por seguridad con una tarjeta de embarque válida en el Aeropuerto Internacional de Raleigh-Durham, según la demanda. Sin embargo, cuando activó una alerta, un evaluador de la Administración de Seguridad en el Transporte le dijo que tendría que inspeccionar sus genitales en una habitación privada. 

En su sitio web, la TSA advierte a los pasajeros transgénero que un oficial de seguridad presionará un botón que designa a hombre o mujer "según la forma en que se presente".

La demanda dice que la TSA le dijo a Jamii que no podía irse hasta que se sometiera a una búsqueda; lo que viola la política de la TSA, la Cuarta Enmienda y los derechos de la ley estatal de Jamii.

La solicitud de registro y la posterior presencia policial desencadenaron el "pánico, la ansiedad, el miedo, el corazón acelerado, la falta de aliento" de Erway, según la demanda. 

Según la demanda, Kimberly Erway alquiló un automóvil y condujo 600 millas hasta Rochester, Nueva York, su hogar en ese momento. Erway ahora es residente de Raleigh. 

Los Erway están buscando un juicio con jurado, daños no especificados y una orden judicial que impida que ese escenario vuelva a suceder a otro adolescente transgénero. La demanda también nombra a un empleado de la TSA identificado solo como Jane Doe.

Un portavoz de la TSA se negó a comentar sobre la demanda el miércoles, citando un litigio pendiente.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

Cindy Sánchez

Graduada de Millersville University de Pensilvania donde estudió periodismo y relaciones públicas. A Cindy le encanta leer y escribir sobre la cultura pop e historias locales.

Deja un comentario