Han pasado 6 años desde la tragedia que involucró a una familia originaria de Asheboro, Carolina del Norte.

Cuando vacacionaban en Oak Island, Canadá, la pequeña Yow de 12 años fue atacada por un tiburón.

El ataque que se dio en junio del 2015 provocó que perdiera su brazo.

"Era un tiburón toro, así que primero golpeó mi pierna y luego extendí mi mano izquierda para ver qué era cuando me mordió", recordó Yow.

"Me tomó algunos mordiscos en la pierna y luego llegó hasta mi brazo, donde estaba justo enfrente de mí, así que tuve que golpearlo para que me dejara”, añadió.

La adolescente, de ahora 18 años, reconoció que todo este tiempo ha sido una pesadilla debido a las contantes cirugías que se ha sometido.

Posteriormente tuvo que adaptarse a su brazo protésico.

"Se siente como una pesadilla que tuve hace mucho tiempo. No se siente real. Hubo muchas cosas a las que tuve que adaptarme”, explicó.

“Una vez que me adapté al brazo, se volvió más fácil, pero todavía hay nuevas tareas que encuentro todos los días", agregó para WFMY NEWS.

Ahora Yow se prepara para su primer año en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, donde quiere involucrarse en la medicina.

"Pude conocer a todos estos diferentes tipos de médicos y aprender sobre estas prácticas médicas que ni siquiera conocía antes", comentó.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Gran tiburón blanco masivo visto en Carolina del Norte

Niña de 7 años mordida por tiburón en una playa de Carolina del Norte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario