Con el boom del cine de superhéroes, miles de personas sueñan con poder tener algún poder, pero la mayoría saben que no es real; sin embargo para un niño de 15 años esto pareció factible y se inyectó mercurio buscando ser un superhéroe.

Según reportó un médico del Centro Nacional de Biotecnológia en Maryland, el joven intentó cumplir su sueño de tener poderes, por lo que se inyecto varias dosis de mercurio en el brazo.

"Presentamos el caso de un chico de 15 años que, inspirado por una película, se inyectó deliberadamente mercurio por vía subcutánea en el antebrazo, provocando la formación de una úlcera que no se curó".

El mercurio fue extraído de un termómetro y luego lo inyectó en su brazo tres ocasiones, pues quería convertirse en Quicksilver, un personaje de Marvel.

El joven tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para tratar la úlcera y reducir los niveles de mercurio en la sangre y orina. Afortunadamente no desarrolló intoxicación crónica, pues este metal puede incluso ocasionar la muerte en caso de ser ingerido.

Desgraciadamente no es la primera vez que algo así sucede, pues muchos niños se dejan picar por arañas o experimentan con diferentes sustancias, ya que basándose en las historias ficticias de los superhéroes, es así como algunos obtienen poderes.

Por eso, las autoridades siempre piden a los padres de familia que hablen con sus hijos para hacerles ver que nada de lo que vean en estas películas es real; incluso si hacen cosas ahí vistas pueden tener problemas de salud, incluso pueden morir.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario