La esposa de Dwayne Haskins, quarterback de los Pittsburgh Steelers, enfrenta un cargo de violencia doméstica debido a un incidente ocurrido en una habitación de hotel en Las Vegas a principios de este mes y que involucra al jugador de la NFL.

Kalabrya Gondrezick-Haskins es acusada de un cargo grave de agresión y violencia por daños físicos producto de una riña el pasado 3 de julio en el hotel The Cosmopolitan.

De acuerdo al reporte oficial de la policía obtenido por ESPN, Gondrezick-Haskins golpeó a Dwayne Haskins en la boca.

Los informes detallan que Dwayne, de 24 años, tenía el labio superior partido, le faltaba un diente y tenía otras heridas que requerirían de intervención médica y dental.

Sin embargo, el mariscal de campo publicó este jueves en su cuenta de Instagram que no le faltaba ningún diente.

Haskins publicó en Instagram el jueves, sin embargo, que no le falta ningún diente.

"Aprecio la preocupación ... Sin embargo, tengo todos mis dientes. No creas todo lo que lees. Paz", publicó el Haskins en sus historias.

Los oficiales de la policía llegaron al lugar de los hechos alrededor de las 2:30 a.m. PT. Dwayne tuvo que ser trasladado al hospital por las heridas en el rostro.

Gondrezick-Haskins declaró que se casó con el jugador en marzo y que se encontraban en Las Vegas para renovar votos junto con amigos. Pero comenzaron a discutir debido a que Haskins y sus amigos no esperaban que su esposa y sus conocidos  fueran a un club nocturno. La discusión se salió de control cuando Gondrezick golpeó a Dwayne.

El mariscal de los Steelers declaró que recordaba la discusión, pero no la agresión. 

Los agentes encontraron sangre y pedazos de diente al registrar la habitación.

"Estamos al tanto de la situación, pero no tendremos comentarios", dijeron los Steelers el jueves cuando se les pidió un comentario.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario